Escucha esta nota aquí

Un taxista fue detenido y enviado a la cárcel de Palmasola después de ser imputado por violación agravada a una joven de 19 años a la que, según la Fiscalía y la Policía, dopó con un fármaco al igual que a su acompañante.

La Fiscalía, representada por el fiscal Marcelo Saldaña, dio cuenta de que todo sucedió el domingo cuando la joven universitaria, junto con un compañero de estudios, salió de una fiesta de cumpleaños que se realizó en un local de la avenida Roca y Coronado, cerca del cuarto anillo.

Los jóvenes tomaron un taxi pero en el trayecto pidieron al conductor que se detenga para poder hacer sus necesidades fisiológicas.

Luego, cuando volvieron a abordar el taxi, el conductor les invitó una lata de cerveza y, tras consumirla, ambos quedaron desvanecidos.

El informe de la Fiscalía señala que el taxista se dirigió a la zona del Parque Urbano donde botó al varón y se llevó a la jovencita, a la cual habría abusado sexualmente para luego dejarla abandonada en una acera por la zona del mercado Primavera, en el quinto anillo, detrás de la pista del aeropuerto El Trompillo.

El taxista, además, se llevó los teléfonos celulares de ambos que la chica tenía ocultos entre sus prendas.

Por un celular se esclarece todo

El fiscal Saldaña, en su imputación por violación agravada, expuso que el caso se llegó a esclarecer con la detención del taxista gracias a que se dio con la ubicación del teléfono celular de uno de los jóvenes.

Según las investigaciones, cuando la joven subió al taxi estaba en poder de su teléfono celular y del de su compañero, ocultos en sus prendas cerca del pecho para evitar extraviarlos. Cuando despertó y fue auxiliada por algunos transeúntes, se dio cuenta que no tenía los celulares y luego acompañada de sus familiares acudieron a la Policía para formular la denuncia, haciendo constar que además del abuso, la joven fue víctima del robo.

La Policía inició el rastreo de los aparatos telefónicos, los cuales estaban apagados, pero, en determinado momento, uno de los celulares fue encendido y así se logró ubicar un lugar que era frecuentado por el taxista y, de esa forma, se lo capturó.

La mañana de ayer, el fiscal presentó ante la jueza cautelar Ximena Flores al taxista Ismael Barbeito, y fundamentó que se acumularon los suficientes elementos de prueba que establecen que el hombre fue autor de violación agravada. “Hemos presentado las certificaciones forenses además de que la víctima reconoció plenamente a su agresor.

No hay duda de que el taxista proporcionó algún fármaco a los dos pasajeros”, dijo. La mañana de ayer la víctima y el joven acudieron al juzgado y de nuevo apuntaron al taxista. El imputado, a través de su abogado defensor Edgar Yanarico, alegó una supuesta confusión y que en realidad la joven habría sido abusada por su compañero universitario.

Comentarios