Escucha esta nota aquí

“No se puede vivir así”. “Todas las noches y en el día tenemos que vivir esto, paren esto”. “Estamos cansados, nuestros niños y ancianos son gasificados”. “Comandante sea imparcial”. “La gente se entra a nuestras casas por escapar”. Esas fueron algunas de las quejas de los vecinos del Plan 3.000 a los medios de comunicación. Están cansados de los enfrentamientos en la zona de La Campana.

Desde que empezó el paro multisectorial (el lunes 8), hasta este sábado, se produjeron  tres fuertes enfrentamientos, pero además todos los días ocurren hechos de violencia entre los que bloquean y acatan la medida y los que intentan desbloquear.

En el último enfrentamiento se reportaron dos heridos. El policía Sixto Iván Herrera, de 42 años, de la EPI 5, y un joven de 22 años, Carmelo Copa Céspedes. De acuerdo al reporte, el policía se encuentra en el Hospital Obrero 3 de la Caja Nacional de Salud (CNS) con diagnóstico reservado, debido al golpe con objeto contundente, una piedra que le alcanzó el ojo, razón por la que será sometido a cirugía.

Según informes, el otro herido, el joven de 22 años, pertenece al grupo de los que apoyan el paro multisectorial, fue alcanzado en el pecho por balines de la Policía. Recibió atención en el Hospital Japonés. De acuerdo a confirmación de ese establecimiento de salud, el muchacho fue dado de alta porque la lesión fue superficial.

Orlando Padilla, vecino del Plan 3.000, denunció que la Policía no impide los destrozos, a través de un video mostró los destrozos realizados en su domicilio y las huellas de los cohetes lanzados adentro, según él, cuando su familia estaba en el inmueble.

“Estoy reforzando la seguridad de mi casa porque recibimos amenazas de que vendrán a saquear las casas, solamente por tener pensamiento distinto al Gobierno. La Policía es cómplice, el coronel de acá, tenemos pruebas, los malos policías nos lanzan cohetes a los vecinos. Nos sentimos inseguros ante los delincuentes que protegen la Policía y el Gobierno”, apuntó.

Repercusiones

A través de una conferencia de prensa de la bancada del Movimiento al Socialismo (MAS), realizada en las oficinas de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz), los legisladores denunciaron que los violentos no  viven en la ciudadela.

“Los que están haciendo el paro no son vecinos, son trasladados desde otros lugares. Los que están defendiendo el derecho al trabajo son muchachos cuyos padres viven y trabajan en la zona, están cuidando su fuente de trabajo. Los otros quieren desestabilizar; hay gente borracha y pagada que no sabe ni por qué bloquea”, dijo uno de los legisladores.

En la conferencia también pidieron a la población no dejarse confundir porque de manera engañosa han utilizado al pueblo boliviano en su buena fe. Pidieron a los gremiales y transportistas que ahora procedan al desbloqueo. Asimismo, responsabilizaron al Comité Cívico y al gobernador Luis Fernando Camacho, que “en vez de preocuparse de las necesidades del pueblo cruceño, se preocupa de cómo retrasar la economía de Santa Cruz”.

El presidente cívico, Rómulo Calvo, respondió a las alusiones. Dijo que el MAS está acostumbrado a victimizarse, a que los delitos que ellos provocan tengan siempre un responsable, que es el Comité.

“Olvidan que son ellos los que tienen la economía para -de alguna forma- amedrentar a la población. Olvidan que los que están respaldados por los servidores públicos, policías, son ellos”, dijo, apuntando a que los heridos recibieron balines que solo maneja la Policía. “Y es lamentable tener que decir que la Policía, que tendría que proteger a la ciudadanía, esté usando sus armas contra el pueblo, amparados por estas autoridades que han sido electas por el pueblo y  se están tirando contra el pueblo”, arremetió.

El presidente cívico además reconoció que no cree mucho en las palabras del Gobierno, y que la abrogación de la Ley 1386 debe ser tratada nuevamente en el Órgano Legislativo, porque una ley debe ser cambiada por otra.

“Esa inseguridad que tiene el pueblo ha sido transmitida en las calles por diferentes actores sociales y nosotros tenemos la responsabilidad de dar certeza al pueblo de que esta lucha y sacrificio no ha sido en vano”, puntualizó.

Comentarios