Escucha esta nota aquí

Por momentos, se auguraba lo peor. La disputa entre dos bandos, al interior de la terminal bimodal pasó de los insultos a las manos y empujones. Fue tal el desconcierto que se suspendieron las operaciones y hubo que esperar la presencia policial para restituir el orden.

En las redes sociales se compartían las imágenes y se especulaba con los motivos de la disputa. Sin embargo, el Director General Ejecutivo de la Administradora de Terminal Terrestre Santa Cruz, José Luis Peredo Saucedo, explica que la disputa de este viernes no tiene vinculación alguna con el interés de tomar el control de la institución. Aunque el jueves sí tuvo que ver con eso.

Peredo señala que ayer se acercó un grupo de personas a las oficinas administrativas con la idea de tomar el control operativo de la misma. Para suavizar la tensión, se reunió con tres representantes del grupo para conocer su inquietud y consensuar una forma de trabajo.

El grupo de personas que acudió a la terminal bimodal se identifica como extrabajadores de la entidad y piden su restitución en el trabajo bajo el argumento de que ahora el MAS está en el gobierno. También reclaman beneficios sociales que, alegan, se les debe por los despidos.

De acuerdo a la versión de Peredo, este explicó a los representantes del grupo que para entregar la dirección de la bimodal requiere una resolución ministerial que debe emanar del Ministerio de Obras Públicas. En ese momento, la entrega de la oficina se realizará con un inventario de descargo, como se realiza en cualquier entidad pública.

De esta manera, los extrabajadores se asentaron en las inmediaciones de las oficinas administrativas en una vigilia de resguardo.

Respecto a los beneficios sociales que los exfuncionarios alegan que se les debe, Peredo explica que por la naturaleza misma de la Administración de la Bimodal, no cuenta con ítems y solo se dispone de contratos a plazo fijo. Por tanto, los trabajadores, solo concluyeron su contrato de trabajo, no fueron despedidos ni retirados. Por lo tanto, no corresponde hablar de beneficios sociales.

Por último, los desmanes de hoy surgieron por una protesta por parte de los boleteros “que no desean el retorno de los trabajadores que hacen vigilia, puesto que los tachan de abusivos. Más bien, piden que, en caso de que se realice un cambio de administración, sea la oportunidad para incorporar gente nueva, según relata Peredo.

El director de la Administración de la Terminal también considera que hay un abuso por parte de las personas que llegaron con sus exigencias. “Llegaron a hablar que aglutinan desde 150 hasta 450 trabajadores, pero la realidad es que en la terminal se desempeñan poco más de 100 trabajadores”.

Tras dos horas de confusión, y con un gran resguardo policial, la terminal retomó sus actividades con relativa normalidad.

Finalmente, la autoridad considera que, tras las explicaciones, la transición se realizará de manera coordinada por el bien de la Bimodal y de los usuarios que a diario acuden a la misma.