Escucha esta nota aquí

Fueron cinco los testimonios de testigos que registró la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) y la Fiscalía, sobre la muerte de los jóvenes Sarah Arauco Mendoza y Dágner Rojas Talamás, que el martes por la mañana cayeron del piso 12 del condominio Santa Cruz de la avenida Suárez Arana, casi segundo anillo. Sin embargo, la declaración de su mejor amiga, de 22 años, fue considerada  clave.

Ella afirma que fue a declarar porque era considerada como la mejor amiga de Sarah, a quien conoció hace cinco años. Reveló que habló por teléfono con Sarah la noche del lunes cuando la llamó desesperada y llorando.

La reconciliación y la pelea

“Yo hablé con ella esa anoche por celular. Se había reconciliado hace una semana, ya que él la buscó y volvieron a verse en una fiesta, también se comprometieron a casarse el 11 de mayo. Hablé con ella a las 19:00 horas, me comentó que se habían peleado porque era muy celoso y le revisaba las redes sociales y le reclamaba por amistades que tenía en Facebook. Me dijo que se habían peleado y me envió un mensaje a las doce de la noche. Me dijo que agregó a una persona al Facebook, él lo supo y por eso habían peleado. Me contó que se había cansado de los celos de él y siempre pasaba lo mismo”.

El último audio y llamada

La testigo clave, asimismo, revela que recibió un último audio de Sarah  para decirle que se estaba dirigiendo a su casa, pero después decidió regresar al condominio donde se encontraba Dágner.

“Después de 10 minutos me escribe. Me dice: 'amiga me estoy yendo a mi casa y luego, me estoy volviendo ya que no puedo manejar sin mis lentes'. De nuevo me llama y me dice: 'ya estoy en el ascensor, ya estoy en la puerta y te llamo por cualquier cosa'. Eso fue lo último que hablé con ella”.

 Dijo que Sarah era una joven tranquila, muy alegre y que le gustaba ir a fiestas, era muy sociable, le gustaba mucho estar en el gimnasio y entrenaba. Ella era personal training y con eso se ganaba la vida. Me llamó llorando, desesperada porque él la estaba interrogando, la estaba celando por sus mensajes, eso fue lo último que supe de ella”.

La Felcv ha registrado el caso con el rótulo de feminicidio-suicidio. Las investigaciones siguen su curso. La fiscal asignada Alejandra Ávalos dijo que las pesquisas van por buen camino.

Mientras tanto los familiares sepultaron  a los dos jóvenes. A Dágner, en Mairana; y a Sarah, en Santa Cruz, en medio del dolor y llanto. La pericia forense determinó que murieron por politraumatismos, pero se evidenció lesiones en los cuerpos de ambos, antes de su caída del condominio.

La Felcv realizó el desdoblamiento de los celulares de ambos jóvenes y detectó comunicaciones de llamadas, textos y audios.


Comentarios