Escucha esta nota aquí

Algunos vecinos de la calle Félix Ribero, ubicada entre primer y segundo anillo de la avenida Brasil, vieron al sicario que acribilló al vicepresidente de Blooming, Nelson Mauriel, antes y después de haberse ejecutado el crimen. 

Eran las 8:55 horas del jueves, cuando un joven de 25 años, vio que el asesino estacionó su motocicleta en la calle Cabo Quiroga y que luego se fue caminando hacia la oficina de Sublimarker. "Después de unos minutos escuché unos 6 disparos, pero yo crei que se trataban de cohetes reventados por algún festejo", comentó. 

Una mujer, de 56 años, asegura haber presenciado el crimen y afirma que el sicario fue directo a matar a Nelson Mauriel y no a su acompañante, Sebastian Peña, quie resultó herido de bala. 

"El delincuente vio salir al dueño de la empresa y se acercó para dispararle con precisión en la frente. El otro joven fue herido por intentar defender a su amigo", relató la vecina. 

Tras el crimen, el antisocial corrió hasta su moto para subirse y darse a la fuga con rumbo desconocido. "Lo vi al hombre abordar su moto negra, marca Boxer, yo salí de mi casa para detenerlo, pero note que portaba un arma de fuego y me detuve, para salvaguardar mi seguridad" dijo el joven. 

Según el relato de los testigos, el antisocial prófugo es de tez blanca, mide aproximadamente 1,80 metros, vestía jeans y una chamarra negra.

Más sobre el tema:

Comentarios