Escucha esta nota aquí

El coronavirus ha golpeado duramente a la familia Castedo Balcázar. Este lunes, cerca al mediodía y tras haber estado internado por poco más de una semana, 'Toño', uno de los miembros de esta familia de origen beniano, falleció en el hospital de la Pampa de la Isla. 

El caso de Antonio 'Toño' Castedo se hizo conocido a través de las redes sociales cuando se difundió un video suyo en la puerta de una farmacia pidiendo ayudaAnte el temor de los transeúntes de que su caso fuera Covid-19, todos le huían, excepto los policías y el personal de la farmacia que le proporcionó un tanque de oxígeno.

Una de sus hermanas, que prefirió mantener su nombre en reserva, denuncia falta de celeridad en el personal de salud, dice que demoraron mucho en hacerle la prueba de coronavirus y entregarle el resultado. 

Antes de ser internado, Toño pasó los días solo. Vivía con una hermana, que había fallecido el 11 de mayo por coronavirus, y con su madre, una señora de 97 años que falleció a los pocos días. A ella también le hicieron la prueba, pero dio negativo.

Sus otros familiares consiguieron que una vecina del barrio Santa Rosita le lleve desayuno, almuerzo y cena"Yo le decía que pida ayuda, cómo era posible que nadie pueda socorrerlo. Nadie quería recogerlo mientras no se sepa si tenía coronavirus o no", contó a EL DEBER su hermana desde La Paz.

Finalmente el domingo 17 de mayo, tras dar positivo a coronavirus, Toño fue internado en el hospital El Remanso y luego trasladado al de la Pampa de la Isla. Mientras luchaba por su vida, otro de sus hermanos también falleció: un hombre con problemas en los riñones que también fue infectado por el virus.

La hermana que relató el drama de esta familia dice sentir impotencia y decepción. "Perder a cuatro personas es muy duro. Es por incapacidad que no atienden rápido, estamos decepcionados, qué impotencia. Mientras no den positivo no les dan atención para nada, los dejan", manifestó y dijo que están a la espera del resultado de su cuñada, que se hizo la prueba unos días atrás.

La última vez que se comunicó con Toño fue cuando ya estaba internado. No recuerda muy bien todo lo que hablaron, dice que se cortó la llamada pero antes de que eso suceda, alcanzó a decirle que la quería: "Me dijo 'no sabes cuánto te quiero', y se cortó".

La familia Castedo no ha podido velar ni enterrar a sus seres queridos debido a las restricciones y protocolos de bioseguridad por la pandemia. Cuando todo esto pase, se reunirán en Santa Cruz para conmemorar a los que ya no están.