Los trabajadores exigen más personal, mejores condiciones y la habilitación del ex Banco de Sangre.

3 de julio de 2024, 9:59 AM
3 de julio de 2024, 9:59 AM

Los ocho trabajadores que determinaron acatar la huelga de hambre en la Maternidad Percy Boland aseguraron que se mantienen firmes en sus demandas. Esto cuando inician la tercer jornada de esta medida extrema de presión por mejores condiciones para atender a los pacientes, la compra de más insumos, medicamentos y reactivos, entre otros.

Además exigen la habilitación del ex Banco de Sangre para ampliar las instalaciones de la Maternidad y así dar solución al problema de la saturación que hay en ese centro hospitalario de tercer nivel.

La huelga, que no afecta la atención de las pacientes (madres y niños), está integrada por la ejecutiva del Sindicato de la Maternidad, Laura Rojas y otros siete trabajadores. Aunque al inicio de esta jornada se presentaron algunas bajas, adelantaron que otros colegas más se plegarán a la medida.

"No hay un presupuesto para la compra de equipamiento ni de insumos que permita la ampliación", lamentaron los trabajadores. "Son años que no nos han dotado de ítems", agregaron.

Los trabajadores también exigen que se regularice la situación laboral de 16 enfermeras que no han recibido su sueldo en seis meses, la ampliación y mejora de los servicios de segundo nivel por parte de la Alcaldía cruceña y la firma de convenios con clínicas privadas para complementar la atención.