Escucha esta nota aquí

Unos 150 trabajadores eventuales del sector salud dependientes del Gobierno Municipal, se apostaron fuera de la Quinta Municipal para exigir a renovación de sus contratos. Amenazan con asumir medidas más radicales, como encadenarse en el lugar, hasta que sean atendidas sus demandas.

Unos 3.600 funcionarios del área de salud concluyeron su contrato laboral a fin de año. Desde la Alcaldía, Roberto Vargas, secretario de Salud, adelantó que más de 3.000 trabajadores ya habrían renovado sus vínculos con el municipio y restan unos 600 contratos

Para concretar la firma de estos contratos "se hace una evaluación a fin de no tener problemas de recursos disponibles. Entre hoy (miércoles) y mañana (jueves) se regularizan los contratos, sin disminución de personal", manifestó Vargas en el programa Influyentes, de EL DEBER Radio.

Uno de los sanitarios que se mantiene en vigilia  explicó que la demora para la renovación del contrato se debe "a que no estamos al día con los pagos al sindicato". 

Dice que "no parece lógico que la Alcaldía se preste a eso", y anuncia que a partir de las 14:00 procederán a encadenarse.

Vargas sostuvo una reunión con el ministro de Salud, Jeyson Auza, en la que solicitó 4.000 ítems para salud y acompañar con este aumento el incremento vegetativo.



Comentarios