Escucha esta nota aquí

La  Federación Departamental de Trabajadores de Salud, en un ampliado realizado hoy en el hospital San Juan de Dios de la capital cruceña, determinó suspender sus medidas de presión hasta la próxima semana y dar un plazo hasta este viernes para que las autoridades de la Caja Nacional de Salud (CNS), de la Alcaldía y de la Gobernación atiendan sus demandas relacionadas con mejoras en la atención a pacientes con Covid-19.

El secretario ejecutivo de los Federación de trabajadores de salud, Roberth Hutado, informó que inicialmente tenían previsto realizar un paro de 72 horas esta semana, pero dada la convulsión social que afecta al país por los bloqueos de carreteras, se optó por dar más tiempo a las autoridades para que atiendan sus pedidos.

El sector exige a los directores de la CNS que  agilicen la atención al personal de salud afectado por el virus, toda vez que deben hacer largas filas para acceder a asistencia médica, laboratorios y a trámites administrativos, como la obtención de las bajas médicas. Además, se quejan porque muchos medicamentos corren por cuenta del enfermo.

 Hurtado indicó  que los directivos de la CNS serán invitados a una reunión el próximo viernes y, si  no asisten, convocarán a un paro para el martes, miércoles y jueves. "Son 38 trabajadores de salud fallecidos y 400 en aislamiento por haber contraído el coronavirus. La situación se pondrá peor y necesitamos que se mejore la atención en la CNS", dijo el dirigente sindical.

Añadió que a las autoridades departamentales y municipales les exigen la dotación de materiales, de ítems y de contrato para afrontar la pandemia del coronavirus, de acuerdo a los niveles de atención. Además, piden garantizar la estabilidad laboral para los funcionarios del hospital Pampa de la Isla.