Escucha esta nota aquí

La mañana de este lunes, un grupo de trabajadores de salud protagonizó una protesta en las afueras del hospital San Juan de Dios. Algunos de ellos vestían los trajes dotados por el Gobierno Municipal para la atención de pacientes con coronavirus, que son para jardinería.

La manifestación vino después de la asamblea general, convocada por la Federación Sindical de Trabajadores de Salud, que desestimó realizar un paro parcial de actividades para no perjudicar a la población en pleno ascenso del Covid-19 ni al mismo sector, que está disminuido por las bajas debido a contagios de coronavirus. No obstante, ratificaron el inicio de una huelga de hambre el próximo lunes, desde el mediodía.

Robert Hurtado, ejecutivo del sector, manifestó que esperan ser escuchados por autoridades de los tres niveles de Gobierno, a quienes les exigen la reposición del personal por las bajas, ya que hay más de 250 funcionarios contagiados, mientras que nueve han perdido la vida.

Los trabajadores de salud también exigen que los trabajadores con bajas, por haberse contagiado del nuevo coronavirus, sean sometidos a pruebas de negatividad antes de su reincorporación a sus puestos de trabajoOtro de los pedidos es que les doten de materiales de bioseguridad suficientes y adecuados;  y que les habiliten salas de aislamiento para los trabajadores con Covid-19 en los hospitales, toda vez que la CNS, donde están asegurados, está saturada, dijo Hurtado.