Escucha esta nota aquí

Un total de  11 salubristas mantienen una huelga de hambre desde hace 16 días en el hospital San Juan de Dios, de la capital cruceña. Tienen varias exigencias, entre ellas están el respeto a los horarios de trabajo, dotación de insumos y la recontratación de personal.

Cleotilde López, dirigente de los trabajadores del Hospital San Juan de Dios, señala que se tomó esta medida para evitar los paros indefinidos y afectar a los pacientes. 

"Mantener las jornadas como se ha hecho hasta el 31 de diciembre, es decir, de 12, 8 y 6 horas durante la cuarta ola. Ya viene una quinta (ola de coronavirus), será después del carnaval", indicó López al señalar que este pandemia también afectó a su sector.

En cuanto a la demanda de dotación de materiales e insumos, dijo que estos deben ser de calidad, en cantidades suficientes y a la brevedad posible, porque "nos han dejado sin herramientas de trabajo, sin materiales de bioseguridad, han comprado material de pésima calidad", lamentó.

Sobre el tema de la reposición de personal, dijo que es necesario contar con personal para reemplazar a los que obtienen bajas médicas por enfermedad o licencias por embarazo. Además, piden la recontratación de todo el personal que atiende a pacientes con Covid-19.

Autoridades no dan solución

López lamentó que las autoridades sanitarias no tengan la disposición del diálogo y que más bien hayan iniciado acciones legales en contra de los dirigentes sindicales.

"No ha habido una respuesta del secretario de salud ni el director del Sedes, tampoco gestión hospitalaria, públicamente nos han amenazado con procesos penales, cuando los trabajadores solo hemos visto de hacer un paro de 24 horas y no un paro indefinido o paros escalonados", dijo.

Para López, el paro y la huelga son medidas justificadas.  "Los dirigentes tenemos derecho a no ser perseguidos en el ejercicio de nuestras funciones, esto es una medida de protesta que está permitido en todo el país por la Constitución", añadió al señalar que los anteriores acuerdos que han realizado con las autoridades departamentales de salud no se han cumplido. 

"Desde junio nos hemos sentado y ninguna de las actas, acuerdos y convenios se han cumplido, han despedido a nuestros compañeros, las máquinas siguen fregadas, hemos pedido un nuevo tomógrafo o que se repare el anterior, cualquiera de las opcionesEl electrocardiógrafo no lo han repuesto y ya acabó su tiempo de vida, se lo repara una hora y luego se vuelve a fregar, tienen que comprar uno nuevo", reclamó Cleotilde. 

Paro de salud departamental

López anunció que este martes se realizará un paro departamental de salud, tal como se determinó en un ampliado departamental, donde los demás hospitales públicos se solidarizaron y apoyaron las demandas de los dirigentes del hospital San Juan de Dios. 

Comentarios