Escucha esta nota aquí

Para este lunes está previsto el inicio de una huelga de hambre por parte de trabajadores del hospital San Juan de Dios. Se oponen a que 16 pacientes del área de neumología y 30 funcionarios de salud sean trasladados al centro de salud del Distrito Municipal 10, porque consideran que allí no recibirán la atención multidisciplinaria que requieren.

"Hay pacientes con tuberculosis, personas que se les ha extraído un pulmón y distintas patologías que requieren de una atención, no solo de un neumólogo, sino de cardiólogos y hematólogos, entre otros especialistas, porque son pacientes inmunodeprimidos", explicó Clotilde López, secretaria general del Sindicato de Trabajadores del hospital San Juan de Dios.

El motivo para el traslado es que esta sala cuenta con todas las condiciones para que se instale una terapia intensiva para atender los casos graves de coronavirus.

"Se habilitará esa sala porque tiene aislamiento e ingreso propio. No creo que nadie, ni de adentro ni de afuera del hospital se pueda oponer a una situación de emergencia que está viviendo el departamento y el país. No vamos a aceptar que una presión sindical impida que atendamos a la gente. Vamos a atender por encima de cualquier cosa, porque la gente merece estos espacios para permanecer en terapia intensiva", señaló el secretario departamental de Salud, Óscar Urenda.

El médico indicó que la sala cuenta con 28 camas y con todos los puntos para la toma de oxígeno y gases medicinales que permitan la instalación rápida de los respiradores de última generación.

Urenda indicó que los 16 pacientes internados en este momento en la sala de Neumología no están utilizando el sistema de oxígeno y que el centro de salud del distrito 10 se convertirá en el primer hospital neumológico del país.

"Cuando necesiten una interconsulta el médico podrá trasladarse a ese hospital o los pacientes podrán venir, para eso están las ambulancia", dijo la autoridad departamental.