Escucha esta nota aquí

El bloqueo de la ruta a Cochabamba, que se inició el pasado sábado en horas de la mañana por un grupo de pobladores de Yapacaní, ha ido creciendo en número de participantes y con esto la agresividad de los mismos.

La tensión en el punto de bloqueo, instalado en el kilómetro 5, fue creciendo a partir del sábado por la noche cuando este grupo de bloqueadores no permitió que una ambulancia de San Carlos, que llevaba a un paciente referido, llegue al hospital comunitario. El chofer de la ambulancia manifestó que sufrió agresiones verbales y que intentaron bajar al personal médico que había dentro de la ambulancia además de apedrear el motorizado, por lo que tuvieron que regresar al hospital Ichilo de donde partieron.

El domingo por la mañana un grupo de periodistas llegó hasta la zona para hacer cobertura de los hechos, pero también fueron agredidos verbalmente. "Cuatro mujeres se me acercaron y quisieron quitarme la cámara mientras nos insultaban", comentó un camarógrafo de prensa. 

El mismo día, en horas de la noche dos vehículos que viajaban de Santa Cruz a La Paz, en uno de los cuales viajaba la senadora Adriana Salvatierra (MAS), también fueron apedreados por lo que tuvieron que retornar hacia Santa Fe. Uno de los dirigentes que se encontraba en el lugar reconoció a la senadora y explicó a los bloqueadores de quién se trataba, posteriormente ellos mismos fueron a buscarla al distrito de Santa Fe para guiarla por un desvío y facilitarle su viaje a La Paz.

El lunes, en horas de la tarde, el delegado de la Defensoría del Pueblo, Brayan Tintaya, se presentó en el lugar para conocer las peticiones de los bloqueadores y tratar de mediar, pero también fue agredido. "He llegado y me han empujado, cuando les expliqué quién era, se tranquilizaron", comentó en una reunión con dirigentes y autoridades.

Algunos transportistas que se quedaron varados en el punto de bloqueo también denunciaron haber sufrido agresiones, uno de ellos aseguró que le quebraron los vidrios de su camión mientras dormía.

De esta manera van transcurriendo cuatro días de bloqueo en la carretera principal que une Santa Cruz con Cochabamba, donde la tensión crece mientras las autoridades buscan solución al problema.

El documento con el pliego petitorio de los bloqueadores llegó a manos del Ejecutivo municipal y fue discutido punto por punto en una reunión entre autoridades y dirigentes. La reunión duró más de tres horas finalmente, se elaboró una propuesta alternativa a los pedidos de un sector de los bloqueadores.

Entre las principales demandas de los bloqueadores están el cese inmediato de la "persecución político y judicial" de autoridades y dirigentes, la restitución del servicio bancario, el retorno de la Policía boliviana, el equipamiento de los centros de salud, la contratación de recursos humanos para los establecimientos de salud del municipio y que el Órgano Electoral Plurinacional defina una fecha de manera inmediata para las elecciones generales. para restablecer la paz social. 

El documento consta de 12 puntos. El sector también pide justicia por las muertes del 2019 en Senkata y Sacaba, la renuncia inmediata del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, entre otros.

Reunión sin resultados

Después de más de tres horas de reunión se elaboró un documento donde las autoridades presentes se comprometen a hacer las gestiones para que la Policía pueda regresar al municipio de la mano de las instituciones bancarias. Además, la Alcaldía se comprometió a solicitar un informe sobre la cooperación internacional y los créditos obtenidos por el Gobierno nacional, pedir al Ministerio de Justicia y a las instituciones correspondientes un informe sobre las acciones que se están realizando para aclarar supuestos hechos de corrupción en BoA, Entel, FAB, compra de respiradores y YPFB. 

También se solicitará al órgano electoral que se fije fecha para las elecciones nacionales. En lo que respecta a los casos positivos de coronavirus en Yapacaní, las autoridades informaron que se solicitó al Cenetrop los resultados documentados de los casos positivos en ese municipio.

Una vez elaborado el documento sólo un grupo de dirigentes asistentes a la reunión lo firmó mientras que otro grupo se rehusó a hacerlo y al momento de llevar el documento al punto de bloqueo para que se declara el cuarto intermedio por 15 días, esta acción no se realizó.

Mientras tanto una gran cantidad de vehículos continúan varados tanto en el municipio de Yapacaní como en el de San Carlos, donde hay otro punto de bloqueo.

Para el Ministerio de Gobierno, detrás del bloqueo hay dirigentes y autoridades del MAS que solo buscan ocasionar una crisis gubernamental.