Escucha esta nota aquí

Vestido con el uniforme color verde olivo, un chaleco amarillo y el casco que lo identifica como patrullero de la Dirección Departamental de Tránsito, el cabo Erick Magdiel Choque Gerónimo rescató este viernes a un bebé de un edificio que estaba en llamas.

De acuerdo con el reporte que recibió el director de Tránsito, Manuel Ramos, Choque fue alertado por los vecinos de la avenida Beni, casi segundo anillo, del siniestro que estaba ocurriendo en un condominio cercano.

Los policías que estaban en el vehículo policial fueron hasta el lugar del incendio y ejecutaron las acciones de prevención que se establecen en este tipo de casos. Pero Choque, apoyado por sus camaradas, subió a una escalera hasta una ventana que estaba en la segunda planta del complejo habitacional.

Desde allí una mujer le entregó un bebé de 4 meses y el patrullero logra bajarlo sin inconvenientes hasta ponerlo a salvo. La escalera luego fue utilizada por otras personas que estaban en el lugar, mientras los bomberos de la Policía controlaban las llamas.

El reporte policial indica que además del bebé, se logró salvar a mascotas que estaban en el inmueble, cuatro perros.

"Este lunes le entregaremos un reconocimiento por su valor al policía", aseguró Ramos y precisó que el agente y sus compañeros que estaban controlando el tráfico en ese punto de la ciudad, actuaron de forma ágil y profesional.

El director de Bomberos de la Policía, Neil Hurtado, felicitó la acción rápida y oportuna de los policías de Tránsito, además de congratular la tarea arriesgada que ejecutó el cabo Choque.