Escucha esta nota aquí

Leyla Mendieta / Pablo Cambará

En protesta por la aplicación de la Ley de Movilidad Urbana, este lunes, los transportistas llegaron hasta las oficinas de Parques y Jardines e hicieron un cerco que impidió el ingreso de funcionarios municipales.

La Policía llego al lugar para persuadir a los manifestantes y les pidió retirarse pero éstos continuaron con la medida de presión

Ellos, según dicen, se ven perjudicados por la norma que impulsa el municipio y en la que se tiene contemplada la implementación del nuevo sistema de Buses de Transporte Rápido (BTR).

En reiteradas ocasiones, la dirigencia de los sindicatos de Fedetrans y Transporte Libre han cuestionado artículos de la ley que contemplan la licitación para la adquisición de los buses, así como el retiro de algunas líneas que actualmente cubren rutas en el primer anillo.

De momento y en conversaciones con EL DEBER, los movilizados aseguraron que continuarán con sus medidas de presión hasta que se atiendan sus demandas.