Escucha esta nota aquí

Dirigentes del transporte urbano han dado un plazo de 72 horas al Gobierno municipal de Santa Cruz de la Sierra para que anule el BRT (Buses de Tránsito Rápido) y la Ley 1216 referida a la movilidad urbana. Reclaman un consenso con todos los sectores antes de implementar una normativa para reordenar el servicio de transporte en la ciudad.

El secretario ejecutivo de la Federación 16 de Noviembre, Bismarck Daza, asegura que "no vamos a aceptar el BRT" y ratifica el plazo hasta el viernes para que el alcalde Jhonny Fernández asuma la decisión para descartar el proyecto del BRT. 

Las reuniones sostenidas con el municipio no han logrado un acuerdo entre las partes. "Nos presentaron un acta, pero no estamos de acuerdo, por eso lo rechazamos", indica el dirigente.

Daza asegura que el transporte urbano "tenemos nuestra forma de trabajar" y están dispuestos a "modernizar las flotas, pero bajo seguridad jurídica". Indica que cuentan con su propio anteproyecto de ley para regular el tránsito en la ciudad, que incluye a mototaxis, vehículos livianos y buses.

Los transportistas han convocado a un ampliado departamental para el viernes donde se espera la participación de 1.800 dirigentes. Daza asegura que si no son escuchados por el alcalde hasta esa fecha, analizarán medidas de presión como bloqueos de carreteras y paro departamental hasta lograr su objetivo.

De acuerdo con el dirigente, la movilización involucra al 75% del transporte que opera en el departamento y a los cuatro sindicatos más grandes de la ciudad. Estima que son más de 14.000 micros que saldrían a las calles para participar de las protestas.

Comentarios