Escucha esta nota aquí

En el protocolo de bioseguridad consensuado entre la Alcaldía Municipal de Santa Cruz de la Sierra y representantes del transporte, figura, entre otras cosas, el seguro de vida para los choferes de taxis, trufis y microbuses, cuando se autorice la reanudación del servicio público, hecho que está sujeto a la flexibilización de la cuarentena.

Los transportistas están presionando para volver a las calles desde la próxima semana, pero todo dependerá de la decisión que tomen las autoridades posiblemente este jueves, después del informe de la nueva calificación de riesgo de los municipios, escala que puede ser un instrumento para ajustar las medidas a tomar en el departamento.

La cuarentena estricta en Santa Cruz de la Sierra y en Montero rige hasta este domingo 24 de mayo.

Ronald García, presidente de la Federación Departamental de Cooperativas de Transporte Santa Cruz (Fedetrans RL), indicó que en una reunión realizada el martes en instalaciones de la Alcaldía Municipal, con personeros de la oficina de Tráfico y Transporte, se consensuaron las siguientes acciones para evitar el contagio del Covid-19, entre usuarios y choferes:

Todos los conductores deben usar barbijo, gafas y camisa manga larga; los trufis y minibuses llevarán una mampara divisoria y los pasajeros no podrán ir al lado del chofer.

En los micros se instalarán protectores detrás del chofer, para que las personas que se sienten a la zaga, no lo contaminen en caso de estornudar, toser o escupir cerca de él.

De igual forma, los micros deben ser desinfectados al término de cada vuelta, en las paradas, donde habilitarán lavamanos para el chofer.

Las monedas con las que el usuario pague en los micros, trufis o minibuses, deberán depositarse en un bote con agua y lavandina, para descontaminarlas antes de que el chofer dé cambio.

A los choferes y a los otros trabajadores de las líneas se les medirá la temperatura por las mañanas. Ninguno podrá trabajar con temperatura mayor a 37.5 grados.

Cobertura de póliza de seguros

El presidente de Fedetrans dijo estar consciente del riesgo al que se exponen los conductores al salir a trabajar en pleno avance de la pandemia, por lo que señaló que su directorio está cotizando con varias empresas aseguradoras para asegurar a los choferes.

“El costo de la prima (precio que se paga por la cobertura) no es muy alto. Sin embargo, esta enfermedad es grave y alto el contagio, por lo que queremos respaldar a nuestros choferes”, manifestó García.

Johnny Valdivia, titular de la Federación Departamental de Transporte Libre, enviará este jueves una propuesta a la Alcaldía para reiniciar el servicio a fin de mes. Añadió que el parque automotor de la Federación, es de alrededor de 7.000 motorizados, de los cuales un 20% están acondicionados.

“Hemos propuesto la colocación de mamparas para los taxis, trufis, minibuses o micros. Entre las medidas de seguridad para los usuarios está el uso de alcohol en gel que suministrará el conductor, quien estará protegido con barbijo y no tendrá contacto directo con los pasajeros. Asimismo, esperamos una normativa para que el usuario se ponga obligatoriamente el barbijo”, dijo Johnny Valdivia.

Añadió, que los pasajeros no podrán subir al asiento ubicado al lado del chofer, para mantener la distancia social. Sin embargo, esta medida debe estar reglamentada por una resolución municipal para el respaldo de los transportistas.

La calificación de riesgo es clave

La nueva calificación de riesgo de los municipios se conocerá este jueves en la capital cruceña y los transportistas tienen la esperanza de que el municipio cambie su estatus de riesgo de contagio alto a riesgo medio.

“Hemos quedado que, si cambia a riesgo medio, se dicte la flexibilización y el transporte podrá salir a trabajar con estas medidas que hemos entrado en consenso con el municipio”, indicó Ronald García, a quien informaron extraoficialmente que el Gobierno tiene casi lista la flexibilización de la cuarentena para Santa Cruz de la Sierra.

Fedetrans tiene 70.000 afiliados de 210 cooperativas de mototaxis, taxis, trufis, micros, camiones y buses de servicio intermunicipal e interprovincial.

Choferes, desesperados por trabajar

Federico Ortiz, presidente del Sindicato de Choferes 1° de Mayo, el organismo sindical más antiguo de conductores en Santa Cruz, manifestó que los afiliados no tienen de dónde sacar dinero para alimentar a sus familias, por lo que este jueves entregarán un documento a la Alcaldía municipal pidiendo que flexibilice la cuarentena que les permita volver a trabajar.

“Ayer hicimos una manifestación en el octavo anillo y la avenida Arroyito, exigiendo alimento a las autoridades, porque nuestros niños están sufriendo. Nosotros llevamos  días encerrados sin poder generar un centavo. Muchos de mis colegas y amigos se las están dando de carretilleros en los mercados a fin de ganarse unos pesos, buscando la forma de sobrevivir, porque el transporte parece que va a ser el último en volver a trabajar”, lamentó Ortiz.

El dirigente considera que en estos momentos muchas personas ya no respetan la cuarentena. “En la Villa Primero de Mayo, por ejemplo, no existe cuarentena. Los días parecen normales, las carrozas, motos y taxis, circulan casi normalmente. Lo único que no hay, son micros”, aseguró el representante de los choferes.

Federico Ortiz aseguró que están exigiendo condiciones a los dueños de los micros para salir a manejar. “Queremos tener un seguro de vida, porque vamos a ser los más afectados, los más expuestos al contagio. Estamos pidiendo bioseguridad. Si la gente se pone barbijo y guantes, se puede salir a trabajar”, subrayó el dirigente y pidió ayuda a las personas de buen corazón que quieran colaborar con alimentos.

Ortiz indicó que los benefactores pueden colaborar llamando al teléfono celular 713-87338.