Escucha esta nota aquí

Este lunes, desde distintas zonas de la ciudad, los transportistas volvieron a marchar hacia el Concejo Municipal para mostrar su descontento por la Ley 1216 de Movilidad Urbana que regula el transporte público en Santa Cruz. Aldo Terrazas, máximo dirigente del transporte urbano, dijo a EL DEBER que pasadas las fiestas de fin de año van a radicalizar sus medidas de protesta. 

"Esta tarde nos vamos a reunir para ver la fecha de la próxima manifestación. Ya hemos logrado que se vaya un Gobierno corrupto; queremos que se elimine la Ley y que se consensúe con nosotros", comentó Terrazas.

Desde la Secretaria de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, respondió que no se puede seguir hablando de mejoras en el transporte público si no se adecuan los micros para personas con capacidades diferentes. 

"Ningún vehículo del transporte público reúne las condiciones para transportar al ciudadano, por ejemplo, no pueden llevar a una persona en silla de ruedas. Ellos (transportistas) se oponen a que se regule su trabajo, pero no presentan propuestas", agregó. 

Ribera lamentó la radicalización de medidas de presión y pidió que "(antes) puedan sentarse a dialogar con propuestas claras, como eliminar las largas horas de trabajo de los chóferes o el marcado de la tarjetas que los hace correr a altas velocidades por las vías".