Escucha esta nota aquí

Después de 16 horas de arduo trabajo de todas las unidades de bomberos que operan en la capital cruceña se logró extinguir las llamas que consumieron el 80% de una fábrica de colchones del Parque Industrial.

Las primeras alertas del incendio de gran magnitud se produjeron pasadas las 18:00 de ayer (jueves). Desde ese instante, los bomberos han trabajado sin descanso hasta liquidar el fuego, incluso tuvieron que derribar una barda para poder salvar un 20% de la fábrica, el resto quedó reducido a cenizas, informó el jefe de los Bomberos de la Policía, coronel Francisco Vidaurre.

El jefe policial, a primera hora de la mañana de este viernes y en entrevista con EL DEBER Radio, dijo que el fuego ya había sido controlado y estaba en proceso de liquidación, con unos pocos puntos activos debido a la presencia de elementos químicos. "El 90% está controlado, estimamos que en una hora esté totalmente liquidado para que ingrese el equipo investigativo y pueda determinar las causales", informó a las 7:00 de esta jornada.

A su vez, Álvaro Castillo, Unidad Urbana de Bomberos y Rescate (UUBR), informó a EL DEBER que a las 9:30, tras 16 horas de trabajo, el fuego estaba próximo a extinguirse y que ya se estaban realizando las labores de enfriamiento.

Daños

El informe preliminar del jefe de Bomberos de la Policía señala "cuantiosos daños materiales" que superan el "80% de los galpones destruidos, incluso algunos han colapsado, además de una gran cantidad de materiales". 

Desde tempranas horas, trabajadores de la empresa se apersonaron al lugar desolados por el desastre que se observaba. La gerente de la empresa afectada Maxiking, Silvia Zerda, le dijo a EL DEBER Radio que no se podían "identificar las causas o cuantificar los daños". 

Al igual que en los trabajadores, el dolor por el daño era evidente en la empresaria cuando atendió a la prensa. "Son 110 trabajadores en planta" y "no nos vamos a desanimar", sostuvo  al tiempo de recalcar: "Seguimos comprometidos con Bolivia al cien por cien".

Esta empresa de colchones, que lleva 19 años en el país, desde 2009 cuenta con su propia planta de fabricación de colchones que son distribuidos en todo el país. De manera directa repercute en el trabajo de unas 150 personas y más de 1.500 de forma indirecta.

Zerda considera que las llamas han afectado a casi la totalidad de los bienes de la empresa. Varios galpones se han derrumbado y la materia prima utilizada para la producción de los colchones se ha consumido, le dijo a EL DEBER Radio.

Además informó que la empresa cuenta con un seguro para estas situaciones. Por ello, pidió paciencia a los trabajadores y a la población.


Incansables. Los bomberos trabajaron toda la noche para controlar las llamas y evitar que el fuego traspasara a otros locales. Foto. Jorge Gutiérrez

Roberto Barberí también se desempeña en el rubro de los colchones. Confirmó a EL DEBER que la empresa posee las medidas de seguridad más exigente debido al tipo de productos que se utilizan para la confección de los colchones, principalmente esponja. Pidió prudencia y esperar a que la investigación establezca la causa del incendio.

Entre las sustancias quemadas se encontraban productos químicos que produjeron un humo tóxico en la zona. Al menos diez personas, entre ellas un bombero, fueron trasladadas a centros sanitarios por problemas de inhalación aunque no se registra ningún afectado de gravedad.


Comentarios