Escucha esta nota aquí

Este mediodía una explosión por fuga de gas en un restaurante ubicado cerca al segundo anillo de la avenida Cristo Redentor dejó una persona fallecida y dos heridas por quemaduras de tercer grado. Ante este incidente, el Departamento de Emergencia Municipal (DEM) brindó algunas recomendaciones para prevenir otros hechos similares con consecuencias trágicas.

La causa de la explosión, según Roxney Borda, jefe del DEM, fue la falta de mantenimiento en las conexiones de cocina, lo cual provocó que una manguera se suelte de la abrazadera que la tenía conectada a la garrafa provocando una fuga de gas y posterior incendio.

Ante estos incidentes, Borda pidió a los locales de comida realizar una limpieza a sus ambientes de trabajo, para extraer la grasa con sustancias especiales, con la finalidad de evitar que sean “solventes” cuando se registre algún incendio.

Una fuga de gas que resultó letal /Foto Jorge Gutiérrez

Además, señaló que las mangueras de las garrafas deben ser cambiadas cada seis meses y también se debe realizar una revisión periódica a las demás conexiones, como las de electricidad, que son las más comunes para provocar las llamas.

“Las mangueras deben ser remplazadas cada 6 meses con las agarraderas por otras certificadas. Las garrafas deben estar en ambientes externos donde haya ventilación y estén alejadas de los trabajadores”, recomendó.

La capitación al personal de los negocios también es muy importante, pues deben tener conocimiento de primeros auxilios y sobre cómo evacuar a los clientes, en caso de siniestros. “Los funcionarios deben saber cómo atender a las personas y cómo actuar en diferentes emergencias”, agregó.


Comentarios