Escucha esta nota aquí

El 13 de mayo se daba inicio a los trabajos de construcción de la primera ruta para los Buses de Tránsito Rápido (BRT) en el primer anillo y después de siete meses las obras de pavimentación están a punto de ser concluidas. Si no hay imprevistos, los trabajos en el último tramo serán terminados hasta el 21 de este mes e inmediatamente será habilitado al tránsito de motorizados, con lo que se completará la liberación al tráfico vehicular de todo el primer anillo.

El secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, informó de que el tramo 11, que comprende la avenida Uruguay, entre Trinidad y Campero, tiene un 80% de avance, por lo que las obras civiles de readecuación de la calzada están prontas a ser concluidas.

Las obras menores, que incluyen la construcción de las estaciones de transferencia y la nivelación de aceras, registran un avance del 48%. Su conclusión está prevista para el 21 de enero de 2020. Destacó que los trabajos de readecuación del primer anillo se ejecutaron en tiempo récord, considerando que la planificación prevé que los buses de tránsito rápido comiencen a operar en su fase de prueba dentro del primer trimestre de 2020.

Paradas y aceras

El secretario de Movilidad Urbana refirió que el proyecto contempla una intervención de fachada a fachada y, por eso, se está trabajando en la nivelación de aceras y en la construcción de estaciones de transferencia.

Las veredas están siendo unificadas con un solo material, es decir, se está colocando mosaico granítico, similar al de la plaza 24 de Septiembre.

Se trabaja por sectores hasta completar todo el trayecto, que por lado abarca 6,7 kilómetros (13,4 km en total). Hay zonas de hasta 5 metros de ancho, mientras que otras solo cubren tres metros.

Las estaciones de transferencia se construyen dentro del camellón. Son estructuras metálicas, con base de hormigón. Son 24 paradas, 12 por sentido de circulación. Todas están siendo construidas próximas a las intersecciones y tendrán un nombre en función de su ubicación.

La readecuación del primer anillo está demandando una inversión de Bs 157 millones.