Escucha esta nota aquí

Pasadas las 21:00 de este lunes, el convoy de tres cisternas con 66 toneladas de oxígeno, que permanecían varadas en San Fe por más de cinco horas, consiguieron pasar después de que las personas que estaban bloqueando en el puente de Yapacaní decidieran levantar la medida tras un acuerdo alcanzado.

Cabe resaltar que este convoy partió pasado el mediodía desde la ciudad de Santa Cruz y tiene previsto llevar el oxígeno hacia los departamentos de Cochabamba, La Paz y Oruro, para asistir a los pacientes de Covid-19 de esas regiones. 

Franklin Villazón, comandante de la Policía en Yapacaní, explicó que tras una negociación de más de cuatro horas se consiguió persuadir a la dirigencia que decidió levantar el bloqueo y dejar libre el paso de las cisternas con oxígeno.

“Se han retirado los alambres con púa que había en el puente y se permitió el paso de los camiones hacia Cochabamba”, explicó Villazón.

El jefe de la Policía del lugar destacó que en la provincia Ichilo se tiene un registro de tres puntos de bloqueos, el primero está ubicado a 300 metros antes del puente, el segundo en el mismo puente de Yapacaní y el tercero en el kilómetro 21, próximo al municipio de San Germán.
 
Ordenan dejar pasar a las cisternas

Por otra parte, desde el trópico de Cochabamba, el dirigente cocalero Andrónico Rodríguez, pidió a las personas que se encuentran bloqueando que permitan pasar a los camiones que están transportando el oxígeno.

“Se está autorizando el paso de ambulancias y cisternas con oxígeno, cualquier cisterna que transite desde Santa Cruz hacia Cochabamba pasará. Nosotros mismos en toda la zona geográfica del trópico vamos a escoltarlos para que puedan pasar sin ningún inconveniente”, señaló Rodríguez.