Escucha esta nota aquí

Marcelino Martínez Arenas, acusado de feminicidio, ha sido trasladado este martes hasta el aeropuerto Viru Viru para ser llevado a La Paz. El juez Rómer Saucedo dispuso que el acusado sea ingresado, de forma preventiva,  en el penal de Chonchocoro, de la sede de Gobierno, debido a que en Palmasola su vida estaría en riesgo.

Martínez permanecía en las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia y desde esas instalaciones fue trasladado al aeropuerto Viru Viru en presencia del director de régimen penitenciario, Mauricio Romero, y del jefe de la Felcv, coronel José María Velasco.

El detenido victimó el domingo a su expareja, Wilma Flores Zurita, fuera de un supermercado de la doble vía a La Guardia y cuarto anillo, ante la mirada de varios testigos. El caso ha despertado la consternación en la sociedad, aseguró el director de régimen Mauricio Romero.

El domingo, Martínez Arenas persiguió a su expareja hasta el supermercado, aguardó por más de dos horas a la víctima para luego matarla. 

Los familiares de la fallecida piden pena máxima para el acusado, es decir, 30 años de cárcel. Además, han pedido protección de las autoridades, pues temen que parientes del acusado les hagan daño. Wilma Flores deja en la orfandad a dos niños menores de edad.

Expertos en legislación familiar observan la inoperancia de las autoridades para asumir medidas judiciales de protección para la víctima. Santa Cruz registra cinco feminicidios en lo que va del año. 

Comentarios