Escucha esta nota aquí

El traslado de los pacientes del pabellón de Neumología del hospital San Juan de Dios, a un centro hospitalario ubicado en el Distrito Municipal 10 de Santa Cruz, desató la polémica entre las autoridades y personal del nosocomio. Estos últimos, se oponen a cambiar el lugar de trabajo, porque consideran que no hubo una planificación.

Sin embargo, a través de un video, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, aclaró que ya existía la planificación para hacer una renovación al Servicio de Neumología del San Juan de Dios y que era de conocimiento del jefe del servicio, del director del nosocomio y del personal, quienes estaban de acuerdo.

A la nueva infraestructura se trasladará a pacientes con patologías como tuberculosis y otras enfermedades. El centro de salud del DM-10 fue trasferido por el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra al Gobierno Departamental, y que además cuenta con todas las comodidades necesarias, aseguran las autoridades.

Ríos lamentó que esta planificación que se viene realizando desde hace tres años, esté siendo mal informada por un grupo de trabajadores y personal de salud. La sala de Neumología funciona más de 30 años en el San Juan de Dios. Actualmente, son 16 pacientes que serán traslados.

Urenda: “La decisión está tomada”

El secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, manifestó que la decisión está tomada por las autoridades sanitarias y que el objetivo es mejorar las condiciones para los pacientes.

“El hospital del Distrito Municipal 10 es mucho mejor que el que tienen en el San Juan de Dios y los médicos y las enfermeras lo conocen porque los hemos llevado para que lo miren y lo revisen. Es nuevo y precioso. Tiene 33 camas y un laboratorio completo. Tendrá todos los servicios. Con este quiero decir que estamos mejorando las condiciones de los pacientes del servicio de Neumología, no la estamos deteriorando", apuntó a tiempo de hacer notar que el pabellón de Neumología del San Juan de Dios tiene 28 espacios para habilitar camas de terapia intensiva, que es lo que San Cruz necesita en este momento”, pues ese ambiente cuenta con gases medicinales, necesarios para el restablecimiento de los pacientes graves de coronavirus.

También agregó que Santa Cruz está recibiendo respiradores y, por ahora, el hospital de tercer nivel donde puede crecer la terapia intensiva es el San Juan de Dios. Esto mientras se espera la habilitación del domo del hospital Japonés.

Los disconformes

Por su parte, Robert Hurtado, secretario de la Federación de Trabajadores en Salud, afirmó que sus afiliados corren el riesgo de quedarse sin sus fuentes de trabajo porque se trata de otro hospital. “No se van a ir porque sería un despido indirecto”, señaló.

Cleotilde López, ejecutiva del sindicato de trabajadores del mencionado hospital, expresó su preocupación porque, según ella, el centro del Distrito 10 no cuenta con una central de oxígeno, no tiene los servicios integrales de un hospital de tercer nivel, como rayos X, tomografía ni otras especialidades. Aseguró que le preocupa principalmente que los pacientes pulmonares, como los que tienen tuberculosis y son drogorresistentes, no cuenten con especialistas en neumología, pues el San Juan de Dios solo tiene un neumólogo, que trabaja a medio a tiempo, con el apoyo de un terapista.

Para López  "es una discriminación" trasladar a pacientes  tan delicados a un hospital, según ella, con condiciones mínimas".