Escucha esta nota aquí

Un perito del Instituto de Investigaciones Forenses de Santa Cruz (IDIF) será el encargado de evaluar al exalcalde Percy Fernández este viernes a las 09:00 horas. El examen tendrá la finalidad de determinar tres características psicológicas de la exautoridad edil, para verificar si por su deteriorado estado de salud es apartado de la investigación del caso 'Ítems fantasmas'.

El 21 de diciembre la familia Áñez, mediante su abogado Ciro Áñez, envió al juez cuarto de Anticorrupción la solicitud para suspender del proceso a Percy. Este documento tiene informes de cuatro especialistas médicos que atendieron los últimos años a la exautoridad municipal.

Los profesionales de la salud indican que se evidencia el deteriorado y crítico estado de salud psico-corporal de Percy, que "le impiden comprender los actos del proceso, por ende, el exalcalde no se encuentra en las condiciones de asumir defensa, ni de tomar parte en procesos judiciales", señala el informe.

Ante este pedido, la comisión de fiscales compuesta por Javier Cordero, Marcela Terceros y Yolanda Aguilera, determinó que un psicólogo forense del IDIF examine a Percy para conocer si su estado de salud se encuentra deteriorado como lo señaló su familia.

El perito examinará tres aspectos del exalcalde de Santa Cruz de la Sierra, según la solicitud de la Fiscalía. “Que se evalúe el estado mental del ciudadano Percy Fernández; que se determine la presencia de deterioro mental y de las funciones cognitivas; que se establezca la posible existencia de simulación de memoria”, dice el documento.

El portavoz de la familia del exburgomaestre, el abogado Marco Peredo, indicó que la evaluación forense se la realizará en la vivienda de Percy, a las 09:00 horas de este viernes, 31 de diciembre. Asimismo, aseguró que el exalcalde padece de enfermedades degenerativas, entre ellas parkinson y alzheimer.

“La familia Áñez espera que el informe forense del IDIF confirme el deterioro de la salud de Percy y que el juez que lleva la causa determine su alejamiento del proceso que se le sigue por el tiempo que sea necesario. El artículo 86 de procedimiento penal establece que una persona puede ser suspendida de un proceso y volver a ser evaluada por un médico para verificar si su salud ha mejorado, pero en el caso de Percy, las enfermedades que tiene son degenerativas”, explicó.

Peredo dijo que, si el juez determina alejar del proceso a la exautoridad por su imposibilidad para defenderse, la familia igual seguirá de cerca las investigaciones para que los otros procesados no lo inculpen para librarse de responsabilidades.

Los delitos por los que se acusa al exalcalde son: incumplimiento de deberes, legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado.

Comentarios