Escucha esta nota aquí

En poco más de 24 horas tres niñas fueron abusadas sexualmente en nuestro departamento. Los hechos confirmaron el negro promedio estadístico de los últimos nueves meses, donde se indica que a diario 2 menores son víctimas de delincuentes sexuales.

Uno de los hechos que se registraron en los últimos días ocurrió en la localidad de Santa Martha, parte del municipio de El Torno. Allí los agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) recibieron la denuncia de una mamá, que hizo saber a las autoridades que su pequeña contó que un vecino la había violado.

De acuerdo con las primeras pesquisas realizadas por los investigadores, la historia de esta niña, de 8 años de edad, quedó al descubierto hace tres días, cuando en Santa Martha la madre de la niña recibió la visita de los profesores de la menor al final de un día escolar cotidiano.

Los educadores le hicieron saber a la madre que estaban preocupados por la niña, ya que la habían visto triste durante una clase de nutrición. Los maestros indicaron que la pequeña estaba deprimida y aislada de sus compañeros.

Este hecho llamó la atención de los educadores, que se acercaron para hablar con la niña y ver lo que le estaba sucediendo. Grande fue su sorpresa cuando la menor les confesó que estaba triste porque un vecino de la casa donde vive con sus padres, al que solo conocía por su apodo, la había violado aprovechando que ella se había quedado sola en la casa.

Ante esta revelación, los maestros vieron la necesidad de ir a hablar con la mamá de la pequeña y ayudarla para gestionar la denuncia en la Felcv. Los agentes ahora buscan al sujeto y la Defensoría de la Niñez y Adolescencia del municipio de El Torno presta ayuda sicológica y gestiona apoyo médico para la menor abusada.

El segundo caso atendido por la Felcv fue la denuncia en contra de un abuelo que abusó de su nieta, de apenas 4 años de edad, aprovechando que había quedado al cuidado de la menor.

Este caso se registró en un inmueble de El Torno, municipio que está a poco más de 30 kilómetros de la capital cruceña.

Por los informes que maneja la Felcv, el abuso ocurrió cuando el sujeto quedó solo por un momento con la pequeña. La niña les contó a sus padres que el abuelo abusó de ella, por lo que de inmediato los familiares denunciaron el caso a la Policía para proceder con la detención del agresor.

En la carretera

Un tercer caso de violencia sexual contra menores sucedió en un bus, cuando la víctima viajaba desde Trinidad (Beni) junto a su madre.

De acuerdo con el reporte policial, la víctima de abuso sexual es una niña de 10 años, a la que un sujeto que venía en el mismo motorizado, aprovechando que la mujer bajó para comprar agua y remedios para calmar el dolor de estómago de la pequeña, la manoseó e intentó violar.

La niña le contó lo ocurrido a la madre. Ella increpó al hombre en medio del viaje por lo que le había hecho a su hija, pero el sindicado se hizo el dormido.

Sin embargo cuando llegaron a la terminal Bimodal, acosado por los reclamos de la madre de la víctima, el hombre trató de escapar, pero agentes de Tránsito que se percataron de lo que sucedía lograron detenerlo.

CAPTURAN A DOS SUJETOS SINDICADOS DE SECUESTRAR Y VIOLAR A UNA ADOLESCENTE EN CAMPO VÍBORA

Una mujer denunció que su nieta, de 13 años, fue secuestrada el miércoles de la anterior semana y hallada el domingo en una casa abandonada en la comunidad Campo Víbora, cerca del municipio de Yapacaní.

El jefe policial del municipio de Yapacaní, Marcelo Pacheco, señaló que una vez se presentó la denuncia la noche del domingo por la abuela de la afectada, se constituyeron a Campo Víbora, donde evidenciaron que la menor estaba en estado de inconsciencia.

Según la denuncia, la menor estaba en inmediaciones del río Choré cuando habría sido amenazada, con un cuchillo, por Diego A.L., que la subió a su motocicleta y la llevó a un lugar descampado donde habría abusado sexualmente de ella, además de haber sido alcoholizada y dopada. Luego, la muchacha recuerda haber sido llevada de allí por Roly Ll. a una casa abandonada en Campo Víbora, donde recuerda que había otras dos personas.

Pacheco señaló que la Fiscalía emitió órdenes de aprehensión contra cuatro sujetos. Uno de ellos ya fue aprehendido y otro fue arrestado por la Policía.

Según el informe médico, la menor presentaba contusión cerebral, intoxicación alcohólica y tenía evidencias de haber sido vejada.