Escucha esta nota aquí

Tres peritos serán los encargados de evaluar el estado mental de Luis Fernando Flores Paniagua, quien está preso en Palmasola desde junio de 2020 por asesinar a su tía Lilia Flores Medina (45), y ahora su familia busca que sea trasladado a un centro siquiátrico, justificando que presenta conductas suicidas.

Luis Fernando acabó con la vida de su tía, que era abogada y notaria, y también dejó gravemente herida a su prima hermana, Melissa Castro Flores, de 25 años, quien ahora teme por su vida. "Sufro por haber visto cómo mi madre fue asesinada vilmente y yo me salvé de milagro". Ahora "peregrino cada día buscando justicia; sé que él tiene jurado salir libre para matarme y cumplir con su objetivo, la justicia será responsable de todo si lo largan", lamenta.

El 8 de octubre un fallo del tribunal sexto de sentencia de los jueces Ana Cañizares, Sandra Villafuerte y Emerson Figueroa, favoreció al acusado tras valorar un informe emitido por el médico siquiatra de la cárcel de Palmasola, Yuri Aguilar, en el cual recomienda la internación del feminicida en un hospital siquiátrico debido a que buscaba autolesionarse e, incluso, suicidarse.

La resolución emitida validaba su traslado al centro siquiátrico Benito Menni, para que reciba atención especializada, hasta restituir su salud mental. Esta determinación fue criticada por la abogada defensora de la hija de la fallecida, Angélica Zapata, quien presentó una imputación y logró frenar la salida de Luis Fernando del penal.

La jurista informó que este viernes 22 de octubre se llevará a cabo una nueva audiencia en el Palacio de Justicia, donde la Justicia designará a tres peritos especializados para realizar una evaluación al estado de salud mental del acusado de feminicidio. Dependiendo de estos resultados, los vocales emitirán un nuevo fallo sobre el caso.

Melissa dice que la madre de Luis Fernando Flores "llegó de Suiza, donde vivía con él, y sabemos que su finalidad es sacarlo al centro siquiátrico para que se escape". Atemorizada ante esta posibilidad, reclama justicia.

Según las investigaciones de la Fiscalía y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), el 11 de junio de 2020, en la casa de las víctimas de la calle Teniente Balcázar, el detenido tomó un cuchillo y mató a su tía Lilia Flores Medina, con múltiples puñaladas. Luego atacó a su prima Melissa Castro, pero esta logró sobrevivir gracias a la intervención de sus familiares. Luego, el feminicida escapó del lugar, pero fue detenido por los vecinos y entregado a la Policía.

Comentarios