Escucha esta nota aquí

A raíz del paro multisectorial, el servicio de transporte interprovincial  a municipios del norte cruceño encareció sus tarifas en los últimos ocho días. EL DEBER constató que los usuarios deben hacer pagos hasta tres veces más para llegar a los municipios del Norte Integrado.

La mañana de este martes, aprovechando que en el departamento se dio seis horas (de 5:00 a 11:00) para reabastecerse de alimentos y continuar con la extrema medida en contra de leyes, que promueve el Gobierno nacional, EL DEBER consultó los precios de los pasajes.

“El pasaje de Santa Cruz a Montero cuesta 30 bolivianos”, respondió un funcionario de una las oficinas de servicio de trufis. Justificó el precio señalando que deben hacer desvíos (por los bloqueos) por la carretera bioceánica o por caminos aledaños a Warnes. El pasaje en días normales es de 12 bolivianos.

Pero el pasaje se encarece más aún desde Montero en adelante. Por ejemplo, un pasajero que quiera llegar desde Montero hasta Yapacaní debe pagar 60 bolivianos, es decir, tres veces más que un día sin paro. Por ese mismo recorrido, antes del paro, el pasaje costaba 15 bolivianos.

Los pobladores que también se ven afectados son los de Warnes, ya que por un servicio desde esa población hasta la capital cruceña y viceversa están pagando 20 bolivianos, el doble que hace nueve días.

Otro inconveniente que tienen los pasajeros, además de pagar un alto costo por el transporte es que en las oficinas ofrecen los pasajes con la seguridad de que llegarán a sus destinos; sin embargo, los choferes dejan a los pasajeros en los puntos de bloqueos, con el argumento de que no pueden seguir porque no les permiten el paso.

Según los usuarios, deben pagar (de acuerdo al tramo) mínimo 10 bolivianos a un  mototaxista para continuar hasta el destino final.

Comentarios