Escucha esta nota aquí

Leyla Mendieta

Todas las carreras de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) deben tener una duración de cuatro años, de acuerdo con la Resolución N.º 090-2019 del Ilustre Consejo Universitario (ICU), aprobada hace un mes.

Según esta norma, la fecha máxima para poner en marcha este cambio es “hasta la finalización del periodo académico 2019”. La determinación ya provocó reacciones distintas de parte de las autoridades académicas facultativas, pues mientras unos la apoyan, otros ven riesgos.

El secretario general de la Uagrm, Adolfo Guerrero, explicó que la medida se aplica para estandarizar el tiempo de formación con países del exterior y para que los estudiantes tengan más tiempo para acceder a formación de posgrado. “La medida responde a una gestión estrictamente académica. Es obligación, de acuerdo a todos los parámetros nacionales, que la malla curricular sea actualizada”, sostuvo Guerrero.

Indicó que se mantendrán los cursos de verano e invierno, pues no existe una normativa que los derogue, lo que significaría que un estudiante pueda concluir una carrera en menos de cuatro años.

La proyección de las autoridades es que los estudiantes que ingresen en la próxima gestión ya tengan la nueva malla curricular; sin embargo, la determinación “no es retroactiva”, aclaró Guerrero.

Derecho prevé ser semestral

En la carrera de Derecho ven viable aplicar la reducción de años de estudio desde el 2020. El decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Derecho, Roque Méndez, informó de que en los próximos días se conformará una comisión con los mismos docentes, para hacer una revisión de la malla curricular con miras a eliminar las materias que ya no son necesarias.

Méndez adelantó que considera que es posible aplicar la medida y convertir la carrera de anualizada a semestralizada. En la actualidad se pasan ocho materias en un año y prevén cambiar a seis por semestre.

De las cuatro carreras de esta facultad, una, la de Relaciones Internacionales, ya dura cuatro años. En las restantes se revisará la malla curricular.

En Ingeniería Comercial también ven factible la reducción de años, aunque no con la disminución de materias sino con la reducción de horas.

El decano de la Facultad de Ciencias Agrícolas, Eudal Avendaños, informó de que, desde hace varios años cuentan con carreras que duran cuatro años, como Forestal y Agronomía, y que incluso tienen acreditación internacional, por lo que ve viable la reducción en el resto, vale decir, Ciencia Ambiental, Biología e Ingeniería Agrícola.

Proceso a seguir

Para aplicar cambios en la malla curricular, las carreras deben crear comisiones académicas a fin de evaluar el programa y así identificar si se pueden eliminar o fusionar las materias. La propuesta de nueva malla curricular debe ser aprobada por el consejo de carrera y luego por el facultativo. Finalmente, se envía a Seguimiento Curricular de la universidad.

El titular de la Comisión Académica de la Universidad, Julio Tejerina, remarcó que cada carrera debe evaluar si puede aplicar esta reducción de años, tomando en cuenta el perfil profesional, el mantenimiento de la calidad académica y dando respuesta a las exigencias del mercado laboral.

Las excepciones

Guerrero explicó que se prevé que habrá carreras que soliciten ampliar el plazo o justifiquen que no es posible aplicar la resolución, porque ven dificultades en la formación en menor tiempo. Tal es el caso de las áreas de salud humana, veterinaria y tecnológica.

Una de las carreras que ya confirmó que no prevé reducir el tiempo de formación es veterinaria. El jefe de esta carrera, Juan Rivero, dijo: “nosotros además de ser veterinarios somos zootecnistas. Entonces, todo ese bagaje de formación, que debe tener nuestra carrera, no se puede compactar a menos de cinco años”.

El jefe de carrera de ingeniería de Control de Procesos, Oddín Chávez, indicó que no tienen previsto readecuarse. “Nosotros como carrera hace un tiempo hicimos un rediseño que ya está aprobado. Vamos a justificar que no podemos reducir”, detalló.

La jefa de la carrera de Arquitectura, Ivana Guardia, dijo que se debe realizar una evaluación curricular para identificar si es pertinente la reducción de años, pero no lo ve factible por las condiciones particulares de la carrera, es decir, sobreoferta de profesionales, lo que deja un reducido mercado laboral.

En Medicina también ven inviable aplicar la nueva determinación. El director de carrera, Rodolfo Dorado, dijo que la formación de un médico es muy extensa por lo que en ningún país esta carrera dura cuatro años sino entre seis y siete. “Es totalmente imposible hacerlo en menos tiempo de lo establecido. No se lo va hacer el 2020 ni nunca, porque necesitamos el tiempo necesario para sacar profesionales médicos”, aseguró, Dorado.

El decano de la Facultad de Humanidades, Marcelo Sosa, explicó que en la actualidad sí tienen carreras como Turismo, Actividad Física y Sociología que duran cuatro años; sin embargo, agregó, que la duración no pasa por una decisión administrativa sino por una determinación académica. “No se puede aplicar una normativa porque sí y de manera general. Se debe de tomar en cuenta la particularidad de cada carrera y la formación que debe recibir cada estudiante. A la universidad no hay que exigirle tiempo sino calidad”, sostuvo.

En la facultad se hará una evaluación de la malla curricular de las carreras de Ciencias de la Comunicación, Psicología y Lenguas Modernas, aunque Sosa aclaró que no será con miras a la reducción de años, sino para ver la pertinencia académica.

Como experiencia reciente en esta facultad se tiene el cambio de malla curricular de la carrera de Ciencias de la Educación, un proceso que demoró más de dos años, por lo que ve inviable el tiempo límite fijado por el ICU.

Calidad y acreditación

Sosa fue uno de los más críticos en cuanto a la reducción de años de estudio, pues considera que se puede afectar la calidad educativa. “Temas políticos vinculados a la actividad académica son absolutamente rechazados por esta facultad”, subrayó.

Por su parte, Guerrero aseguró que no se descuidará la calidad académica de la formación, pues solo se está optimizando el tiempo a través de la revisión de contenidos.

Sobre la acreditación internacional, Méndez, que tiene dos carreras en su facultad con esta mención especial (Ciencias Políticas y Derecho), afirmó que la reducción de años de estudio no afectará la calidad. “Son muchos componentes que hacen la acreditación, que es una certificación a la calidad académica. Nosotros vamos a mejorar la calidad académica en menor tiempo de formación. No se va afectar a la acreditación”, insistió.

No obstante, para el titular de la Comisión Académica de la Universidad, sí se afectará porque en la acreditación igual se evalúa la malla curricular. “Tenemos carreras acreditadas y reacreditadas a nivel de Mercosur. Eso dura cinco años. Son títulos internacionales y de cambiar el tiempo de cada carrera se afectará este reconocimiento”, señaló.

Coincidentemente, el jefe de carrera de Veterinaria, dijo que con el cambio se puede perder la acreditación internacional. “Para acreditarse debemos estar en línea con otras carreras del Mercosur, entonces, todas estas carreras tienen semestres que deben completarse y no se puede ir en contra. El recortar puede significar que se está dejando de enseñar algo vital en la formación”, reflexionó la máxima autoridad de la carrera de Veterinaria.

ACTUALMENTE SE DESARROLLA EL SEGUNDO SEMESTRE EN LA UNIVERSIDAD ESTATAL

La reducción de los años de estudios fue aprobada en una sesión del Ilustre Consejo Universitario, integrada por docentes y estudiantes. Aunque hay algunas observaciones por parte de docentes, los estudiantes ven positivo el cambio.

Tal es el caso de la delegada estudiantil al ICU por la carrera de Contaduría, Litzzi Ramos, quien calificó de positivo el cambio, pues considera que permitirá a los estudiantes tener más tiempo para continuar con su formación en posgrado. “Esto nos permitirá estar más preparados y responder a la demanda laboral. No se bajará la calidad académica. Se definirá qué es lo más importante que debemos aprender”, insistió.

Su colega de la Facultad de Bioquímica y Farmacia, Enrique Melgar, resaltó que todas las medidas fijadas en la Resolución 090-2019 ya se aplican en universidades de otros países, lo que evidencia de que se puede aplicar en la estatal cruceña. “Se instruyó la reducción, pero manteniendo la calidad educativa. Esto es un trabajo arduo que se debe hacer para elaborar un plan de carrera que no sea perjudicial para los estudiantes”, sostuvo.

El ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL), José Daniel Suárez, indicó que, con la medida, los estudiantes podrán continuar su formación y así tener más posibilidades de obtener un mejor empleo. “El mercado laboral tiene muchas exigencias. Es necesario que los universitarios mejoremos nuestra formación para así poder tener más posibilidades de trabajo”, resaltó.

De acuerdo con datos del Rectorado, en la actualidad la universidad estatal cruceña tiene más de 110.000 estudiantes con registro activo.

Saúl Rosas, rector de la Uagrm: “Estamos dando horas de más perjudicando a los estudiantes”

Es el principal gestor de la reducción a cuatro años de estudio. Desde el 2014 propuso pasar de una carga horaria de 6.000 a 4.800 horas, justificando que es una medida internacional

¿Por qué se aplicó la medida?

En el 2014 se aprobaron tres cosas importantes: titulación a cuatro años, titulación intermedia y carreras virtuales, pero lamentablemente hasta la fecha no se está aplicando en todas las carreras. Por eso, el ICU aprobó de nuevo que máximo hasta este fin de año todas las carreras tendrán que aplicar estas medidas.

¿Afectará a la acreditación internacional?

En todas las universidades del mundo las carreras duran cuatro años, en todas, en todas... Yo he visitado las europeas y en todas duran cuatro años. En el quinto año pasan a la maestría.

La Unesco, institución especializada de las Naciones Unidas para la Educación, establece un número de horas. Llega a 4.500 para sacar el título y aquí estamos dando horas demás, perjudicando a los alumnos. Se deben hacer los cambios académicos para fusionar materias, eso es vital para los estudiantes y para futuros profesionales. No puede ser que en otros lugares vengan con maestrías y nosotros los tengamos un año más pasando clases. No es afectar a la calidad educativa. En el quinto año el alumno debe estar cursando una maestría. El título a nivel licenciatura ya es rezagado.

¿El tiempo es factible, faltan menos de tres meses?

El ICU dio un plazo definitivo. Todas las carreras deben empezar a trabajar. Hay carreras que ya aplican cuatro años, como Contaduría Pública, ya titulan a cuatro años y ya tienen titulación intermedia. ¿Qué ocurre con el estudiante? Aprueba cuatro semestres y es un auxiliar contable y consigue un buen trabajo. Aprueba el sexto y ya es contador. Aprueba el octavo y accede a una modalidad y es licenciado. Este cambio es vital para los estudiantes.

¿Hay carreras que no aplican? ¿Qué harán?

Sí, hay algunas. Se va hacer una excepción; sin embargo, yo creo que la mayoría sí puede. Es posible. Se va hacer un análisis de cada realidad académica. Tal vez el área de salud, como Medicina, tenga un trato especial.