Escucha esta nota aquí

La Unidad Cívica Solidaridad (UCS) y Comunidad Ciudadana – Autonomías por Bolivia (C-A) están enfrentadas por la directiva del Concejo Municipal de Santa Cruz Ciudadana. 
Ambas agrupaciones se consideran con el respaldo electoral y legal para asumir la presidencia del legislativo. El martes 4 de mayo se realizará la primera sesión del Concejo Municipal donde se elegirá a la directiva del legislativo.

Con cuatro concejales por bando, la elección de la directiva del nuevo Concejo Municipal augura una disputa política entre la UCS, del alcalde electo Johnny Fernández, y C-A, que postuló a  José Gary Áñez.

Ambas agrupaciones se atribuyen la victoria en los comicios del pasado 7 de marzo. Para el concejal electo de UCS, Israel Alcócer, “no hay discusión” posible respecto al ganador de las elecciones. Con la confirmación de Jhonny Fernández como alcalde electo, “la presidencia y la secretaría del Concejo corresponden a la UCS”.

Desde la vereda opuesta, José Alberti, concejal de C-A, se atribuye la victoria en las urnas según se refleja en “el certificado que emite el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que establece quién ha ganado las elecciones. 

Ambos concejales participaron en el programa “Influyentes”, de EL DEBER Radio, para defender sus posturas y marcar una ruta de prioridades para el nuevo periodo legislativo.

El concejal de C-A cuestiona el planteamiento de su colega y acude al reglamento interno del Concejo para indicar que la presidencia del legislativo debe recaer en C-A. Alberti aclara que no se trata de “abordar” la norma, sino “que hay que respetar” lo estipulado por ley.

El Reglamento General del Concejo Municipal de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra estipula que en la primera sesión preparatoria, que se realizará este 4 de mayo, los concejales titulares elegirán a un Presidente o una Presidenta, un Vicepresidente o una Vicepresidenta y un Secretario o una Secretaria y para ello “se aplicarán las mayorías representativas, en base al voto ciudadano expresado en la pasada elección municipal, correspondiendo la Presidencia y la Secretaria del Concejo Municipal a favor de la primera mayoría y la Vicepresidencia a favor de la segunda mayoría, obtenidas de acuerdo al cómputo final establecido por el Tribunal Supremo Electoral”.

Cada una de las agrupaciones políticas asume una lectura particular del reglamento que, a simple lectura, no define cuál de las dos votaciones emitidas el 7 de marzo será considerada como válida.

La agenda del Concejo municipal cuenta con tres temas prioritarios que deberán marcar el inicio de las sesiones. La consolidación de la carta orgánica municipal, pendiente desde el 2012, que profundiza la autonomía al establecer las formas de trabajo y el alcance de las decisiones que puede asumir tanto el Ejecutivo como el Concejo Municipal.

Además de la Carta Orgánica, la exigencia de un Censo de Población y Vivienda, y la implementación del BRT encabezan la ruta de trabajo en el municipio.

Alberti agrega una misión imprescindible para el próximo Concejo. “Se debe recuperar la función fiscalizadora” y trabajar con transparencia para mostrar a la población una gestión responsable.

Mientras se espera al próximo martes para conocer la nueva directiva del Concejo, Alcócer bromea en “Influyentes” y asegura que ha visto la oficina correspondiente al presidente del Concejo y “está bonita”.

Comentarios