Escucha esta nota aquí

Con el rótulo de urgente, el proyecto de ley departamental para crear el centro de telemedicina ha ingresado a debate hoy. La iniciativa, presentada por las asambleístas Kathia Quiroga y Ronay Méndez, que forman parte de la comisión de Salud y Políticas Sociales, busca que los pacientes con síntomas leves y moderados de Covid-19  puedan recibir asistencia especializada sin necesidad de acudir a un hospital o centro de salud.

El secretario de Políticas Sociales de la Gobernación de Santa Cruz, Duberty Soleto, considera que "es una necesidad entrar a la nueva era" y poner las tecnologías al servicio de la comunidad. Espera que el proyecto de ley sea aprobado en la Asamblea Departamental hasta la próxima semana, a fin de que pueda funcionar de inmediato.

Méndez indicó que, a través de un telecentro, se puede atender a una persona que tiene coronavirus o síntomas de la enfermedad y así se evita su desplazamiento y el colapso en centros hospitalarios. 

Destacó que el 60% de los casos de coronavirus en el país están concentrados en Santa Cruz, por lo que es imprescindible asumir nuevos enfoques de asistencia médica para una atención oportuna de los pacientes. 

Por su lado, Quiroga remarcó que las videoconferencias o videollamadas conectan a pacientes y médicos para facilitar el diagnóstico y prevenir posteriores complicaciones. Además, el servicio se complementará con el apoyo en tratamientos de forma rápida gracias a la atención integral y oportuna.

Según Soleto, el servicio será gratuito y se conectará con el sistema departamental de salud para que los médicos puedan derivar de forma inmediata a los pacientes que así lo requieran.

El proyecto dispone de una veintena de médicos que atenderán las 24 horas y estarán respaldados, en una segunda línea de atención, por un equipo de sicólogos y siquiatras. 

Soleto detalla que, en la contratación de personal sanitario se invertirán unos Bs 800.000 y  también "se destinará una importante suma para entregar los medicamentos recetados, según cada tratamiento".

La atención virtual a pacientes con síntomas leves y moderados, que permanecen aislados en sus casas, evitará que la gente se automedique y la orientará  sobre el tratamiento que debe cumplir. Se pretende detectar la enfermedad en etapas iniciales y evitar que evolucione hacia cuadros más graves y complicados.

Por su parte, Quiroga recordó que la mayoría de las personas con Covid-19 (se estima un 80% de los pacientes) solo sufren síntomas leves o moderados y pueden recuperarse sin salir de sus hogares. Para estas personas, la ley establece asistencia médica a través de la teleorientación y la teleconsulta

La teleconsulta permite el intercambio de información exclusiva entre el médico y el paciente, y orientar con rapidez”, agregó la autoridad al manifestar que la telemedicina frena la transmisión y propagación del virus y permite un ahorro económico a los pacientes.

La consulta médica mediante videollamada mantendrá la atención personalizada. La posibilidad de verse entre médico y paciente permite tranquilizar tanto al enfermo como a la familia. Además, el médico seguirá la evolución del paciente día a día para controlar su evolución.

El apoyo de un equipo sicológico complementará el servicio de atención integral. Se activa por indicación del médico, que alertará ante problemas de temor que pueda observar entre los integrantes de la familia. Es ahí donde un profesional de salud mental continuará la atención con una llamada posterior.

Una vez aprobada la ley departamental de centros de telemedicina, se informará a la población sobre las líneas telefónicas dispuestas para prestar el servicio.