Escucha esta nota aquí

Ariel Melgar Cabrera

Una niña de 10 años abrió la puerta de su casa en el municipio de San Ignacio al escuchar que tocaban y se encontró frente a un sujeto de 40 años, quien le preguntó si su madre se encontraba al interior del inmueble.

Al ver que el hombre era conocido de la familia, la menor le respondió que su progenitora había salido, por lo que el sujeto aprovechó esta situación para decirle “sube a mi moto, iremos a buscar a tu madre”.

La ingenuidad de la niña fue su error, pues se fue con el hombre y este la llevó a una zona poco transitada de la comunidad Argelia, donde procedió a violarla.

“Luego de abusarla, el sujeto amenazó a su víctima diciéndole que no lo denuncie, o de lo contrario le quitaría a su madre (comerciante), que le quitaría todos los productores que vende”, informó el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), Ruben Barrientos.

Sin embargo, este fin de semana la menor decidió romper el silencio y le contó del vejamen que sufrió, hace semanas, a su madre y esta denunció a la Policía. Es así que los agentes del Departamento de Inteligencia Criminal (DIC) de la Felcv realizaron varias pesquisas hasta lograr capturar a Miguel R. L., de 40 años.

Barrientos informó que, al momento de su aprehensión, el sindicado admitió el ilícito. Además, indicó que un examen médico confirmó que la menor fue abusada.

“Los agentes de San Ignacio tuvieron dificultad para obtener el examen médico, porque no existe un forense en el municipio y es un médico del hospital que tiene que realizar estos informes”, lamentó.

En otro operativo exitoso, el jefe policial, señaló que se logró capturar a un Wilber Ch. T. de 43 años, quien estaba buscado desde el pasado 4 de septiembre, cuando condujo a una mejor de 13 años hasta un motel de la ciudad para poder abusarla.

Comentarios