Escucha esta nota aquí



La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) y la Fiscalía investigan el caso de un joven de 21 años acusado de haber ultrajado sexualmente a un niño de 10 años, con la agravante de haberle transmitido VIH.


El hecho, que sucedió en Yapacaní, quedó al descubierto la tarde del viernes después de que los familiares del niño, al notar que presentaba dolores en el cuerpo, lo llevaron a un hospital. Tras una valoración, los médicos evidenciaron que el pequeño había sido objeto de violación, pero que también tiene el Virus de la Inmunodeficiencia Humana.

Según las investigaciones de la fiscal Tatiana Plata, los padres del niño son de escasos recursos económicos. El padre trabaja en el chaco, mientras que la madre es comerciante. El niño se quedaba en casa con sus hermanos, pero, como vive cerca de una cancha, salía a jugar fútbol y ahí fue donde conoció  a su agresor sexual.


La tarde de ayer, la Policía aprehendió al agresor, luego la fiscal Plata le tomó su declaración, pero el sujeto optó por guardar silencio. Asimismo, el niño, a través de un desfile identificativo, reconoció a su agresor.


La Defensoría de la Niñez presta servicios y respalda a la víctima, que permanece internado en un centro médico. El detenido será presentado en el transcurso de hoy ante un juez cautelar, la Fiscalía pedirá su detención preventiva en la cárcel de Palmasola.