Escucha esta nota aquí

En el municipio cochabambino de Shinahota (zona del Trópico de Cochabamba) el 100% de las unidades educativas pasan clases presenciales desde el pasado lunes 19 de junio, así lo confirmó el alcalde de este municipio, Luis Arce. 

La autoridad detalló que en total en el municipio hay 30 unidades educativas distribuidas entre el área urbana y rural, todas aplican la modalidad a presencial, asisten a diario a clases, un total de 8.000 estudiantes. 

Arce aseguró que la Alcaldía entregó insumos de bioseguridad, como alcohol para desinfección, a los establecimientos para este retorno a las aulas, aunque no así separadores entre pupitres.

El Ministerio de Gobierno a través del Viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas entregó insumos de bioseguridad como barbijos y desinfectantes para ser distribuidos entre los municipios del trópico de Cochabamba, entre estos Shinahota, Chimoré y otros. Este panorama se da en pleno anuncio del ministro de Educación, Adrián Quelca, respecto al retorno a las aulas, ya que considera que  es “muy complicado” que se pueda retornar a clases presenciales en las ciudades capitales, debido a la presencia de la variante Delta del Covid-19.

“Estamos transitando de la educación a distancia a las clases semipresenciales y de esta, a las presenciales. En centros urbanos está muy complicado, ustedes saben la variante Delta, al parecer ya está circulando ya entre nosotros, hay que tener mucho cuidado”, dijo la autoridad, de acuerdo al reporte de radio Erbol.

Incumplen uso de barbijo

En un recorrido de EL DEBER por las zonas más transitadas del municipio de Shinahota se evidenció que la población no utiliza barbijo en sitios públicos. Al pasar por la avenida principal, por donde está el mercado, tan solo se encontró a dos personas con barbijo, una de ellas un profesional de salud. Sin embargo, en el evento impulsado por el Ministerio de Gobierno todos tenían puesto el barbijo, este elemento se regalaba al ingreso a cada sitio.

Al respecto, el alcalde Arce indicó que en este municipio se tiene una alta cobertura de vacunación (no precisó cuánto), lo que generó una sensación se protección y los pobladores dejaron de ocupar el barbijo

Reconoció que incluso en zonas dispersas del municipio es incluso menos frecuente el uso de barbijo. 

Comentarios