Escucha esta nota aquí

El torrencial lluvia que cayó ayer en la ciudad sorprendió a la familia Cahuana Choque, pues el agua acumulada ingresó en su vivienda, ubicada en el barrio 3 de Mayo, por inmediaciones de las avenidas Busch y Centenario de la capital cruceña. 

La familia trabajó durante toda la noche sacando, con baldes y otros recipientes, el agua que ingresó a la habitación, que sirve de dormitorio, cocina y comedor. Tuvieron que subir sus pertenencias sobre camas y mesas para evitar que se mojen. 

Este domingo, una de las mujeres que habita la casa abrió las puertas de su vivienda al reportero gráfico de EL DEBER, Hernán Virgo, para mostrarle las condiciones en que se encuentran. Aseguró que está enferma y que, pese a ello, tuvo que ayudar a su familia en el desagüe de su hogar. Estaba con los pies y parte de su ropa mojada. 

La familia indicó que el problema ocurre cada vez que llueve con intensidad porque el vecindario carece de desagües que lleven las aguas hasta los canales de drenaje. Dos viviendas de la zona son las más afectadas.

Envían ayuda 

La situación ya es de conocimiento de los equipos de emergencia de la Alcaldía. El jefe del Departamento de Emergencias Municipal (DEM), Arturo Saavedra, informó que una brigada se desplegó hasta dicha zona para prestar la ayuda necesaria.