Escucha esta nota aquí

Una anta bebé, de solo dos meses, fue salvada del tráfico ilegal, gracias a la intervención de una familia que denunció que el animal estaba siendo ofrecido a la venta y ayudó en su rescate. 

"Este animal fue rescatado por familiares de un guardaparque del Parque Nacional Amboró, con ayuda la Policía, de manos de la persona que pretendía venderla", informó la directora departamental de Recursos Naturales, Yandery Kempff.  

El rescate se dio en Buena Vista y el animal fue llevado al Centro de Atención y Derivación de Animales Silvestres de la Gobernación, donde está recibiendo los cuidados necesarios. La cría se encuentra con bajo peso, pero su estado general es bueno.

Kempff manifestó que el anta está en peligro de extinción y que las hembras solo tiene una cría a la vez, por lo que lamentó que haya personas que sigan atentando contra esta especie.

Asimismo, agradeció el apoyo de la ciudadanía en la lucha contra el tráfico de animales y recordó que esta actividad ilegal tiene una pena, de dos a cuatro año de cárcel.