Escucha esta nota aquí

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), a la cabeza del coronel Johnny Aguilera, desbarató una organización que utilizó a una adolescente de 15 años para robarle a sus mismos padres y luego ser empleada en tiendas para recaudar dinero.

Sus padres, de ocupación comerciantes de abarrotes, denunciaron trata y tráfico de su hija, que fue trasladada desde Cochabamba hasta nuestra capital.

El jefe de la Felcc confirmó que la adolescente estaba rebelde, ya que tenía problemas con sus padres, los que son propietarios de una gran tienda en Cochabamba con algunos trabajadores.

La menor, en su afán de rebeldía, dio datos a una de las empleadas de la tienda, pues le contó que sus padres tenían guardado $us 30.000. Fue de esa manera que planificaron el robo y lo hicieron entre cinco personas, a la cabeza de la funcionaria de venta que recibió el dato del dinero.

Entre todos se repartieron lo sustraído y a la menor solo le dieron $us 200. Realizadas las pesquisas, la Policía dio con el paradero de la adolescente en una tienda de zapatos de nuestra capital, donde fue empleada por los autores del robo, que además la trajeron desde Cochabamba.

Menor vuelve con sus padres El dinero que ella ganaba en la venta de zapatos era entregado a una cabecilla de la red.

Luego se fueron a Montero, donde también lograron robar en una tienda gran cantidad de tarjetas telefó- nicas y chips. Los cinco detenidos serán llevados ante un juez, mientras que la adolescente regresó con sus padres

Tags

Comentarios