Escucha esta nota aquí

Una mujer de nacionalidad colombiana, de 31 años de edad, denunció que su conviviente, de 21 años, la sometió a ultrajes físicos, la arrastró de los cabellos por el piso e intentó asfixiarla con una almohada.

Según informe de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Santa Cruz, todo sucedió el sábado 19 de septiembre por la noche, cuando junto a su pareja compartió bebidas alcohólicas en un inmueble en la zona de la Pampa de la Isla, casa de los padres del denunciado. 

Al concluir la recepción social ambos se retiraron  hasta su casa, donde ocurrieron los ataques físicos que no terminaron en un hecho más grave debido a que la mujer se defendió y escapó de su agresor.  

La denunciante, que acudió a la comisaría policial del barrio Toborochi en busca de auxilio, reveló que una vez llegaron a su casa, su pareja la encerró en su cuarto para agredirla.

“Cuando llegamos, él me encierra y me agrede con puñetes en el rostro y me jala de los cabellos, me arrastra por el suelo, me bota a la cama, me agarró del cuello dejándome casi sin respirar. Yo traté de defenderme, lo arañé donde pude para que me soltara. No conforme con haberme golpeado me puso la almohada en mi rostro y me decía que me mataría, pero yo me defendí evitando que él logre su objetivo”, relató la víctima.

Agentes de la Felcv acudieron al lugar donde ocurrió la agresión y de procedieron a la aprehensión del joven que fue puesto a disposición de la Fiscalía por el delito de feminicidio en el grado de tentativa.

La fiscal Margoth Vargas recibió la declaración del denunciado y presentará la imputación ante un juez por tentativa de feminicidio. El sujeto agresor se gana la vida como comerciante y hace algún tiempo que convive con la colombiana a quien las autoridades de la Fiscalía, Defensoría y de otras organizaciones le brindaron su respaldo.