Escucha esta nota aquí

"Estos temas deben ser discutidos, así como en su momento lo manifestó el ministro Óscar Ortiz, de que ellos están de acuerdo con la biotecnología, pero hay que ser específicos. Somos respetuosos del deseo de los que producen soya, maíz, etc., pero dentro de la propuesta que se quiera sacar, debe manifestarse que dentro de los territorios indígenas y campesinos, la decisión debe someterse a la voluntad propia", sostuvo Adolfo Chávez, ex presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob Orgánica) y coordinador de relaciones internacionales de la Coordinadora de los Pueblos Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica).

Según él, un sector puede exigir el uso de la biotecnología, pero no debe involucrar a toda la ciudadanía, "nosotros somos más amigos de las semillas orgánicas y tradicionales y queremos que eso se conserve", argumentó.

Para Chávez, hay dos dos visiones deben entenderse con mucha claridad. Para los ministros que están promoviendo la biotecnología y también para el agro, que la está planteando. 

"Es bueno sentarse a la mesa y dialogar y separar estas cuestiones con pinzas para no involucrar a todos. Esto es lo que apoya el señor Gregorio Queti y su directorio. Él no es dueño de todos los territorios, hay que consultar a las bases. Tampoco puede tomarse la libertad de decir “están todos de acuerdo” y firmar un convenio de mutuo acuerdo con la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO)", insistió el dirigente.