Escucha esta nota aquí

Los incendios registrados en los últimos días en el Parque Nacional de Otuquis muestra sus consecuencias. Una sicurí o anaconda amarilla (eunectes notaeus) fue hallada por personal del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) mientras realizaban rastrillajes en la zona. 

De acuerdo con el reporte de Maicol Melgar, director del Sernap, el animal presentaba quemaduras, efecto de los incendios, y se presume que había salido en busca de agua; fue encontrada en un charco formado en uno de los caminos del lugar.


La sicurí fue entregada a la Gobernación y está en custodia del centro de rehabilitación de animales silvestres de la Secretaría de Desarrollo Sostenible, donde recibirá tratamiento y posteriormente será reinsertada en su hábitat natural.

Más allá de las quemaduras, este animal de 15 kilos y tres metros de longitud, se encuentra en buen estado de salud, de acuerdo al reporte de la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin.

"Será evaluada, hidratada y recibirá el tratamiento que corresponda a las quemaduras. Va a tener una evaluación completa con los veterinarios para ser devuelta a su hábitat", expresó Asin.

Según los funcionarios, la sicurí es vital para el ecosistema de Otuquis, ya que es un controlador natural de otros animales que pueden convertirse en plagas.

Desde el Sernap indicaron que, además del control de incendios, se realizan labores para monitorear la fauna afectada en la zona. En los rastrillajes dieron cuenta que otras especies gozan de buena salud.