Escucha esta nota aquí

Las tortugas Maní y Guaraba, como las nombraron los que las rescataron, son dos de los más de 16 animales que este año fueron salvados de los incendios forestales en el departamento.

Antas, loros, corechis y un oso tamandúa, todos encontrados cerca a los incendios con signos de deshidratación o con quemaduras, son otros de los animales que forman parte de los sobrevivientes del fuego, principalmente en los municipios de Concepción, San Ignacio de Velasco y San Matías.

Fauna

Un oso tamandúa que recibió el nombre de Sararendo, en referencia al sitio de donde fue rescatado, la serranía de Sararenda en Camiri, fue uno de los primeros en ser reinsertados, los especialistas decidieron que su nuevo hábitat sería el Jardín de las Delicias en El Torno.

Mientras el Área Nacional de Manejo Integral (ANMI) San Matías fue el sitio donde se identificó más animales que necesitaban atención. Allí los especialistas atendieron a Rosario, un anta cuya imagen recorrió las redes sociales debido a que “daba la impresión que mostraba sus patitas quemadas”. Ella al igual que casi una decena de animales recibieron atención médica dentro de la misma ANMI.

En el municipio de Concepción, en la reserva municipal Copaibo, un sitio que aún sigue con fuego, se encontró un monito capuchino con quemaduras en los brazos y las manos. El pequeño animal recibió el nombre de Chiquitito.

Coordinación

Mario Zambrana, Cecilia Dorado, David Fernando Suárez, Paola Montenegro, Daniela Justiniano, Daniela Vidal, Jhanet Mendieta, Miguel Ángel Aponte, Roider Villarroel y Willy Montaño son algunos de los especialistas que casi de forma anónima trabajaron a diario en esta época para salvar a los animales del fuego.

Ellos pertenecen a distintas instituciones que este año se unieron para ayudar. Entre estas están: el zoológico Fauna Sudamericana, Jardín Botánico, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, la fundación Ser Fauna, Alas Chiquitanas, Ríos de Pie, la fundación Yinda y los guardaparques, en especial de la ANMI de San Matías.