Escucha esta nota aquí

El secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, accedió a una entrevista telefónica con el programa Aquí Estoy de EL DEBER Radio en la que manifestó, entre otras cosas, que Montero es una especie de bomba de tiempo que terminará complicando al país si no se toman acciones urgentes y adecuadas para detener los contagios. También hizo conocer que el Gobierno ya autorizó para que recluten personal sanitario con la finalidad de habilitar más salas de atención para pacientes con Covid-19.

“Montero se ha vuelto un caso complejo que complicará la situación no solo del departamento de Santa Cruz, sino de Bolivia entera”, expresó Urenda.

La autoridad también abogó por la habilitación del hospital de tercer nivel de Montero, que ya cuenta con 12 respiradores artificiales, para no saturar el sistema sanitario de la capital cruceña. “Estamos trabajando para que de una vez se destrabe el hospital de Montero, no por el departamento, sino por la misma ciudad para que tenga un centro cerca, porque nos saturarán el sistema de salud”, dijo.

En la entrevista, el funcionario, que cumple con un aislamiento de 14 días desde el miércoles por contacto con un positivo por coronavirus, manifestó que espera que lleguen los respiradores prometidos por el Gobierno nacional.

 “Estamos hablando permanentemente con el Gobierno nacional, ya me autorizó reclutar a la gente para contratar. Tengo que actuar, no puedo esperar. Ahora espero que lleguen los respiradores, pero lo que necesito urgente son los contratos para habilitar las camas en el hospital de la Pampa de la Isla”, manifestó.

Según las proyecciones, Santa Cruz puede llegar a tener 3.000 casos positivos de coronavirus, para ello se necesitará alrededor de 600 camas, entre segundo y tercer nivel. Además, al menos 130 unidades de terapia intensiva. “Estamos preparados, tenemos que completar esa preparación con presupuesto para contratos para medicamentos, reactivos e insumos, y equipamiento”, detalló.

Comentarios