Escucha esta nota aquí

Los incendios forestales activos suman 54, de acuerdo al último reporte del Comité de Crisis del departamento cruceño. A las zonas críticas se agregan los municipios Urubichá, Guarayos y San Rafael, donde las llamas amenazan a comunidades y al parque Ambue Ari que alberga a más de 50 animales de casi 20 especies. 

Mientras en otras zonas críticas aún persiste la amenaza de las llamas, luego de varias semanas. Se trata de los municipios de los Valles y del municipio de San Ignacio. En la primera región persiste el complejo de incendios que amenaza con consumir la serranía desde inicios de septiembre y en el último municipio se concentran 13, la mayor cantidad para un territorio, de los incendios activos del departamento.

Por zonas

La secretaria departamental de Medio Ambiente, Cinthia Asin detalló que en los incendios están dispersos en 10 provincias, de las 15 que tiene el departamento. 

Por zonas, explicó que en Urubichá la situación es compleja debido a que están amenazados grandes árboles madereros y al menos cuatro comunidades están rodeadas por las llamas. 

Guarayos es otra de las nuevas zonas críticas, en las últimas horas se activó el incendio próximo al parque Ambue Ari por lo que se dispuso enviar un grupo de soldados, en coordinación con el Comando Nacional.

La última zona compleja es la Chiquitania, donde el municipio de San Rafael es amenazado por cinco incendios activos. Al respecto, Asin reconoció que "nos está preocupando la situación en San Rafael y por eso se definió enviar más personal a esta zona". 

Zonas que no logran ser controladas

Asin igual explicó que el complejo de incendios en los Valles no logra ser controlado debido a la dificultad para acceder a las zonas afectadas. En esta región los incendios abarcan los municipios de Postrervalle, Cabezas, Vallegrande, Gutiérrez, entre otros y hay comunidades sin agua por más de 10 días.

En el caso de San Ignacio, el director municipal de Medio Ambiente, Alejandro Hurtado, explicó que pese a que el municipio es muy extenso, están con muy poco personal para el control, y el fin de semana se viene una situación más crítica, pues se quedarán solo 15 personas en las labores, el resto, principalmente militares, serán desplazados para el resguardo de las elecciones. 

El resto de los incendios está en municipios como San Matías, Puerto Suárez, Puerto Quijarro y Roboré, en este último está el atractivo de Chochís, donde trabajan más de 40 personas, entre guardaparques y voluntarios.