Escucha esta nota aquí

Una alianza entre el Gobierno y Bagó permitirá que las vacunas contra el covid-19  destinadas para Santa Cruz sean almacenadas en ambientes de dicho laboratorio privado. Esta solución se adoptó luego de que el Sedes de Santa Cruz reportara la falta de espacio en sus cámaras de frío para almacenar más de un millón de vacunas.

La viceministra de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud, Alejandra Hidalgo, señaló que, mediante el acuerdo alcanzado con Laboratorios Bagó, se soluciona el problema de la falta de cámara de frío para almacenar las vacunas destinadas a Santa Cruz.

A principios de semana, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) solicitó diferir el envío de vacunas ante la falta de capacidad para almacenarlas en el Programa Ampliado de Inmunización (PAI). El mantenimiento de un motor que mantiene el frío en las cámaras ameritó la solicitud.

Desde el Gobierno se denunció la "incapacidad"  del Sedes para gestionar la crisis por la pandemia de Covid-19. Con el convenio suscrito con Bagó, el departamento cruceño podrá recibir una mayor cantidad de vacunas y continuar con la campaña masiva de vacunación.

“Estamos terminando la coordinación técnica para anunciar la solución del problema a través de esta alianza estratégica, que permitirá el uso de una cámara de frío que nos garantiza el almacenamiento de 1.200.000 dosis de vacunas”, expresó la viceministra.

El acuerdo permite restablecer el envío de más de 860.000 vacunas Sinopharm correspondientes al lote de 3.3 millones que llegaron al país esta semana. 

Por su parte, el gerente Administrativo Financiero de Laboratorios Bagó, Carlos Siles, reiteró la predisposición de la empresa para ayudar en el proceso de inmunización no solo para Santa Cruz sino para el resto del país.

El compromiso para utilizar la cámara de frío se extiende "hasta el final de la pandemia", aseguró Hidalgo.

Resta coordinar con el Sedes para ajustar los detalles del envío de vacunas.

Comentarios