Escucha esta nota aquí

Menos de 24 horas han pasado desde que fue elegido presidente de la Asamblea Legislativa Departamental y ya afronta las primeras líneas maestras que marcarán el inicio de la nueva gestión. Zvonko Matkovic Ribera visitó los estudios de EL DEBER Radio para compartir con el programa “Influyentes” cuáles serán los primeros temas en agenda del legislativo. 

La salud es un tema prioritario en la agenda de la  nueva gestión de la Asamblea Legislativa, que arrancará el 3 de mayo. “Tenemos que elaborar el marco normativo para garantizar la vacunación (anticovid) y cumplir con el compromiso hecho por Luis Fernando Camacho”, dijo Matkovic.

Indicó que junto al gobernador electo se ha elaborado una hoja de ruta para plasmar las propuestas electorales y encaminar una gestión efectiva para la región. En la agenta de trabajo, el ajuste presupuestario y el censo de población están como temas urgentes para abordar.  

También señala la necesidad de avanzar con un “marco normativo para permitir las alianzas público privadas para que se puede invertir en el departamento y así generar los puestos de trabajo comprometidos”.

La descentralización administrativa con la otorgación de recursos a las subgobernaciones forma parte de su proyecto de gobierno. Matkovic mantiene el interés en realizar esta desconcentración, pero considera que se requiere más tiempo para una implementación real y efectiva.

Trabajar desde el consenso

Con respecto a la división de fuerzas en el hemiciclo cruceño, el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental dice que lo asume como un reto político más y que apelará al diálogo “abierto y sincero” para lograr los acuerdos necesarios en temas que busquen beneficio para la región y no para intereses de los partidos políticos.

Resalta el denominador común que une a los asambleístas. “Todos quieren hacer gestión, llevar obras a su región, a esa provincia que voto por ellos” y bajo ese espíritu espera que se tejan los entendimientos.

Tras concluir un periodo de larga campaña, el país requiere de acciones, de gestión. El joven político valora un nuevo escenario para la región. “Nadie quiere pelea, la gente quiere trabajar, quiere que les lleves salud, que hagas gestión”, afirma en un tono convincente y convencido.

La apuesta al diálogo y al consenso en la vía “normal” para alcanzar los acuerdos. Los asambleístas “son mis colegas, quiero que sean mis amigos, ¿por qué no puedo sentarme con ellos para conversar y buscar el bien de todos?”, dijo.

Es consciente que la tradición política que arrastra el país se enmarca en un contexto de enorme polarización que obliga a “encargarnos de lo urgente y no podemos sentarnos para trabajar lo necesario”. A pesar de ello, afronta con esperanza este reto de presidir la Asamblea “en estas circunstancias que nos toca, y pelear con lo que está a mano”.

Confía en rodearse de los mejores profesionales para poder hacer la mejor gestión posible.

Comentarios