Escucha esta nota aquí

Las vacunas Sputnik V llegarán al filo del esquema para quienes requieren la segunda dosis. Sobre las AstraZeneca no hay informe de llegada, pero el saldo que existe se lo utilizará para la segunda aplicación. El Gobierno garantizó el cumplimiento del plan de inmunización y, además, aseguró que llegarán inoculadores Janssen de Johnson & Johnson y Sinopharm. Hay médicos que temen que las personas que necesitan la segunda dosis de la vacuna rusa deban volver a iniciar la inoculación.

Bolivia firmó con el Fondo Ruso de Inversiones la adquisición de 5,2 millones de vacunas Sputnik V. Estas dosis debían haber llegado en mayo en tres lotes; sin embargo, solo ingresaron al país 745.000 inoculadores rusos: 735 mil de primera dosis y 10.000 de segunda dosis. El primer lote de las Sputnik V llegó entre el 10 y 14 de abril. En esa ocasión, arribaron al país 225.000 dosis. Según la logística rusa, estas vacunas pueden ser aplicadas en un lapso de tres meses entre la primera y segunda dosis. A partir del 10 de julio se necesitarán 225.000 segundas dosis y otras más para aplicar la primera inyección.

El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, informó que se tiene estimada la llegada de 225.000 segundas dosis de Sputnik V para la primera semana de julio. Estas serán aplicadas al filo del esquema y se distribuirán a las regiones para que sean aplicadas.

Blanco remarcó que entre el 15 y 19 de julio arribarán al país otras 200.000 vacunas rusas para la aplicación de segundas dosis. “Se espera recibir 25 mil segundas dosis en la primera semana de julio y 200 mil segundas dosis entre el 15 y el 19 de julio (...) Por tanto, no hay nadie que haya cumplido los 90 días”, afirmó el viceministro ayer por la tarde.

Más temprano, el viceministro afirmó que “durante los próximos días ya vamos a hacer el anuncio de la fecha exacta y la cantidad de las primeras dosis que recogeríamos. Lo que sí es que las primeras dosis nos han llegado al país el 10 de abril y tendríamos hasta el 10 de julio para empezar a distribuir las segundas dosis a los centros de salud, porque son 90 días entre la primera y segunda”.

Mientras, la viceministra de Seguros de Salud del Sistema Único de Salud, Alejandra Hidalgo, garantizó la aplicación de las segundas dosis de la Sputnik V y no dio una fecha del arribo de los inmunizadores rusos. La autoridad detalló que hasta el 28 de junio se aplicaron 2.499.635 vacunas entre ambas dosis y que restan por inocular 1.016.415 dosis.

La viceministra recordó que el 12 de junio llegó un lote de 100.000 vacunas Sputnik V, de las cuales el 70% fueron distribuidas en el eje central. Hidalgo recalcó que el 10 de julio se garantiza la aplicación de segundas dosis de la vacuna rusa.

Con otras vacunas

Sobre la posible aplicación de otras vacunas como refuerzo a la primera dosis de Sputnik V, Hidalgo afirmó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no autorizó realizar esta combinación. El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, abrió la posibilidad de aplicar vacunas de otras farmacéuticas en vez de la segunda dosis de la rusa.

“No hay autorización de la Organización Mundial de la Salud para ese efecto (…) el gobierno ruso ha mencionado la entrega al gobierno boliviano de las vacunas y estamos a la espera de las segundas dosis”, resaltó Hidalgo.

Rusia no envía lotes de la vacuna Sputnik V a los países con los que suscribió contratos debido a que prioriza su plan de inmunización ante una nueva ola de coronavirus en varios países europeos.

El representante del Sindicato de Ramas Médicas Afines (Sirmes) La Paz, Fernando Romero, cuestionó que haya incertidumbre por la aplicación de las vacunas. El galeno dijo que no tener una información oficial sobre la llegada de inmunizadores genera dudas en la población.

“En los países de la región, vemos la llegada de vacunas y un plan de vacunación relativamente exitoso, en especial Chile, que ya está vacunando a menores de edad. Nosotros en el país no sabemos cuándo llegarán las vacunas rusas y, lo peor, es que las personas que recibieron su primera dosis están en una incertidumbre”, reprochó Romero.

El galeno pidió al Gobierno revisar el contrato con el Fondo Ruso de Inversiones por el incumplimiento en la llegada de las vacunas Sputnik V. Romero consideró que a los pacientes que no se les aplique la segunda dosis -sea cual sea la marca de vacuna- la primera queda anulada.

Luis Pablo Jáuregui, subdirector de la Caja Petrolera de Salud, remarcó que no habría complicaciones en caso de que se aplique otras vacunas que no sean la Sputnik V; sin embargo, resaltó que se tendría que empezar desde cero con inoculadores de otro laboratorio.

“Hasta que no esté todo aclarado, la conducta más idónea es que las personas que recibieron la Sputnik V y no tengan el esquema completo, tendrían que empezar de nuevo con otra vacuna”, consideró Jáuregui.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, informó que dejar de aplicar la segunda dosis de cualquier vacuna significa volver al inicio del esquema de inmunización. “Se vuelve a cero, así de simple. Por eso pedimos al Gobierno que escuche las sugerencias”, destacó el galeno.

Vacunas AstraZeneca

El tema de las vacunas AstraZeneca tiene más problemas. En enero, se suscribió un contrato con el Instituto Serum de la India para el suministro de cinco millones de dosis desarrolladas en coordinación con la Universidad de Oxford. Ninguna de las dosis llegó a Bolivia debido a la emergencia que se desató en India, lo que obligó al gobierno indio prohibir las exportaciones de vacunas y fármacos.

Al país llegaron el 21 de marzo 228.000 vacunas AstraZeneca a través del mecanismo Covax. El viceministro Blanco explicó que se utilizaron 209.000 inmunizadores y que el saldo será utilizado para las segundas dosis.

“Solamente hemos usado 209 mil, ahí queda un saldo que vamos a usar como segundas dosis. Los que se han vacunado en marzo, abril y gran parte de mayo con AstraZeneca tienen garantizada su segunda dosis”, detalló Blanco.

Según un informe de la Gobernación de Santa Cruz, las vacunas que más se aplicaron son las Sinopharm: de 504.815 aplicaciones hasta el 28 de junio, el 73% de las primeras dosis son chinas y de las segundas el 96%. De esa cifra el 16% son Sputnik V y solo el 2% de las segundas dosis son los inoculadores rusos. No hay ninguna segunda dosis de AstraZeneca.

Comentarios