Escucha esta nota aquí

En una lluviosa mañana, vecinos de La Guardia recibieron con aplausos el cuerpo sin vida del alcalde Clemencio Chinahuanca, fallecido la madrugada del domingo en El Alto. Una celebración religiosa dio inicio a los actos de despedida del burgomaestre.

La capilla ardiente se instaló en el coliseo municipal colindante con la Alcaldía de La Guardia. Hasta ese lugar acudieron familiares y autoridades que trabajaban con Chinahuanca desde mayo de este año, cuando asumió el cargo de alcalde, como candidato del MAS, tras ganar las elecciones subnacionales.

El secretario general del municipio guardieño, Jhonny Morató, recordaba las últimas gestiones realizadas junto al alcalde en la ciudad de La Paz. Fueron reuniones con autoridades para garantizar recursos en educación e infraestructura vial. También para abrir nuevos mercados a los productores del municipio.

"Nos despedimos el jueves, en el teleférico morado", recuerda Morató al señalar que el alcalde se quedó porque tenía una audiencia al día siguiente con el Ministro de Gobierno.

La mañana del domingo, la noticia sorprendió a los vecinos de La Guardia. Durante la madrugada, el burgomaestre ingresó sin signos vitales en el hospital Corea, de El Alto, según afirmó el médico que lo atendió. La muerte fue por un TEC (traumatismo encefalocraneano), luego de sufrir una caída en un local público ubicado en la ciudad alteña.


Fotos: Sandra Quiroga

Comentarios