Escucha esta nota aquí

Ante la revelación del secretario de Recaudaciones y Gestión Catastral, Joaquín Crapuzzi, de que el distrito 11, que abarca desde el casco viejo hasta el segundo anillo, los inmuebles tienen una deuda de Bs 117 millones, los vecinos reaccionaron pidiendo más seguridad, pues en la calle Charcas, entre Campero y Aroma, cada día se registran por lo menos tres atracos.

El representante del Control Social de la junta vecinal El Arenal, Pablo Gálvez, ve como un mito eso de que el centro de la ciudad no tiene carencias. 

“Quizá se refieran a que contamos con todos los servicios básicos, pero no tenemos seguridad. Así como los impuestos son carísimos, exigimos que la Alcaldía nos instale cámaras de seguridad, pues por el rebalse del mercado Los Pozos la delincuencia se campea impunemente y nadie auxilia al vecino, al comprador o al dueño de la tienda que sean afectados”, refirió. 

“Los vecinos han expresado su apoyo al traslado de los comerciantes ambulantes de Los Pozos y de La Ramada, pues atraen a los ‘palomillos’ y la Policía brilla por su ausencia”, indicó Róger Vargas, vicepresidente de la Federación de Juntas Vecinales.

Tributos

Por su parte, Crapuzzi expuso ante los concejales, que se reunieron ayer en el parque El Arenal, que el 93% de los propietarios de viviendas no actualizaron sus datos catastrales, por lo que la deuda de Bs 117 millones puede ser errónea, pues la real se la debe multiplicar por cuatro. “Para subsanar se elaborará una carpeta por inmueble donde se preguntará lo real que hay construido”, agregó.
Por último, el concejal del MAS Tito Sanjinez criticó a los vecinos del D-11 por la mora, y cuestionó su lista de pedidos. /IRZ 

Comentarios