Escucha esta nota aquí

Las palabras de Mario Cronenbold, precandidato a la Gobernación de Santa Cruz por el Movimiento Al Socialismo, en las que se refirió a que el departamento cruceño debe buscar los mecanismos para abordar con el Gobierno central la redistribución de recursos, no cayeron bien en la Gobernación de Santa Cruz.

Y es que desde la actual administración departamental (que es comandada por los Demócratas) la redistribución de recursos en una antigua demanda que viene siendo expuesta al Gobierno desde hace varias gestiones y que no llega a ser atendida, pese al crecimiento que se percibe en Santa Cruz.

El secretario de Gobierno, Vladimir Peña, sostuvo que Cronenbold quiere quitar la responsabilidad de su partido político en el "fiasco del Censo (el último se realizó en noviembre de 2012), como también en la obstrucción del pacto fiscal".

Peña recordó que Luis Arce Catacora, en su tiempo como ministro de Economía, bloqueó sistemáticamente la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre la redistribución de los recursos. Además, según la autoridad, hasta el día de hoy la única propuesta de pacto fiscal es la que presentó el gobernador Rubén Costas ante el Consejo Nacional de Autonomías.

"Esta fue una propuesta solidaria y equilibrada que beneficia a municipios, universidades y gobernaciones. Cronenbold no podrá cambiar el carácter centralista del masismo, que, por cierto, no dijo absolutamente nada sobre el pacto fiscal durante su época de alcalde", manifestó Peña, a tiempo de agregar que el pacto fiscal se hará una realidad por la fuerza autonomista y no como una concesión de los centralistas.

En una entrevista con la plataforma de streaming de EL DEBER, Cronenbold sostuvo que en 14 años nadie se preocupó por realizar un censo de población y no se contempló el tema de la redistribución de recursos en base a la población, por lo que el tema tiene que ser abordado con el Gobierno central, en específico con el presidente Luis Arce.

Comentarios