Escucha esta nota aquí

Vecinos del barrio Santa Lucía, ubicado en el distrito 6, denuncian la venta de áreas verdes destinadas al equipamiento de servicios en favor de los habitantes. Letreros con números telefónicos invitan a los interesados para consultar sobre los lotes ofertados.

El concejal de Demócratas, Manuel Saavedra, se desplazó hasta el barrio Santa Lucía, en la Pampa de la Isla, límite con el municipio de Cotoca, para atender el reclamo de la junta vecinal. 

Los vecinos reclaman la intervención del Gobierno Municipal para defender las áreas verdes que -según ellos- están siendo avasalladas desde hace varios años.

Saavedra conversó telefónicamente con las personas que ofertan los lotes y así constató que piden entre $us 15.000 y $us 18.000 por los terrenos. Según explicaron los ofertantes, dichos terrenos se encuentran registrados en la jurisdicción del municipio de Cotoca, donde pagan impuestos desde hace cuatro años.

No obstante, la junta vecinal asegura que estos terrenos están dentro de la jurisdicción de Santa Cruz de la Sierra. Incluso aseguran que el pago de servicios básicos, con la consiguiente tarifa por el recojo de basura, lo hacen al municipio capitalino. Además, indican que el empadronamiento electoral corresponde a Santa Cruz de la Sierra.

El concejal opositor señala la existencia de mafias que se adueñan de las áreas verdes para luego venderlas, quitando a los vecinos la posibilidad de contar con infraestructura y áreas de recreación.

Saavedra también denuncia la ocupación de un terreno en la Unidad Vecinal 323 para su utilización como mercado"Los comerciantes dicen que necesitan trabajar, pero no por eso deben invadir las áreas que corresponden a la ciudad", aclara el concejal, quien se comprometió a gestionar una audiencia en el Concejo para recibir a los vendedores involucrados a fin de buscar un lugar adecuado.

El edil recordó que estas áreas se utilizan para la construcción de postas,  colegios o parques, en favor de los vecinos. La normativa dispone que cada barrio debe entregar el 40% de su terreno para uso público, es decir, calles, estructura municipal y equipamiento de servicios.


Comentarios